Nos quieren seguir engañando, esta vez con las firmas

Hemos sido espectadores de cómo un grupo de vecinos de Esquel y las localidades de la costa provincial pretenden definir de qué puede, o no vivir una región.
vecinospromineros-300x300

Estos últimos días hemos sido espectadores de un show mediático encabezado por el intendente de Esquel, un show hecho para la tribuna, firmando una planilla para que no se zonifique la provincia para el desarrollo de la actividad minera, y para que se trate un proyecto de iniciativa popular engañoso, que ya fue tratado, y como tal perdió estado parlamentario hace casi 3 años y medio. 
Hemos sido espectadores de cómo un grupo de vecinos de Esquel y las localidades de la costa provincial pretenden definir de qué puede, o no vivir una región, generando así una “ZONA DE SACRIFICIO” en nuestra Meseta Central, que a pesar de las riquezas que yacen en el subsuelo no pueden ser puestas en valor por la falta de voluntad política de quienes conducen los destinos de la provincia actualmente. Poco importan las ideas de esos lugareños, sino que se quiere seguir imponiendo las ideas de quienes no fueron capaces de desarrollar las economías para beneficiar los que menos opciones tienen.
En una provincia totalmente endeudada, sin fondos incluso para abonar los sueldos de los empleados del estado, sin fondos para pagarle como corresponde a los proveedores, ni para generar obras de infraestructura adecuadas para el común de la gente, debemos preguntarnos ¿de qué vamos a vivir? ¿Cuál es la planificación para salir de la crisis? ¿Acaso la voz de la gente de la Meseta Central vale menos que la de los que viven en las grandes localidades de la provincia?
Volviendo a la junta de firmas sería interesante que los opositores a la minería nos cuenten cómo es posible que en menos de un mes junten 15000 firmas en contra de la zonificación, cuando tardaron en 2014 más de 6 meses en reunir 13007 firmas con una iniciativa para prohibir la minería. La respuesta es clara, juntaron firmas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y la prueba está en una publicación del 6 de Abril en hecha en un Facebook llamado “No es No Caba” donde se observa claramente un posteo que reza: “Aviso importante: pedimos a quienes hayan firmado el día de la convocatoria en la Plaza Congreso, si podrían volver a acercarse porque necesitamos separar las firmas de las personas que son residentes de Chubut (o que tienen domicilio en la provincia) de aquellas que no lo son, para que tenga validez legal. ¡La juntada de firmas de personas que no son de Chubut, es simbólica, pero sumamente importante para reforzar el pedido!” 3 días después apareció una publicación similar donde invitaban a los firmantes a acercarse a un local en el barrio porteño de Once para juntar más firmas para enviar a Chubut. A estas alturas a estos grupos, no les importa de dónde vengas las firmas, lo importantes es seguir MINTIENDO y hacerle creer a la gente que las firmas son todas legales, cuando en realidad las traen de otras localidades lejanas y ajenas a la provincia con gente que ni siquiera conoce la realidad que estamos viviendo. 
Como integrantes de la Agrupación de Vecinos Promineros aprovechamos una vez más para manifestar nuestro apoyo a los vecinos de la meseta chubutense, la región sin dudas más postergada de la provincia por la falta de decisión política, región que año a año está expulsando a su población a los grandes centros urbanos generando cinturones de pobreza en ellos, teniendo riquezas mineras de clase mundial sobre el subsuelo y sin explotar porque la política considera que no están dadas las condiciones para el desarrollo minero. A estos últimos queremos transmitirles también que son ellos, la clase política, la que debe garantizarnos a todos los chubutenses las condiciones para el desarrollo responsable de las actividades industriales, independientemente del desarrollo minero. (Vecinos Promineros de Esquel)

Te puede interesar