Meilan dio la cara y recibió a la multisectorial del plomo de San Antonio Oeste

Tras tres semanas del anuncio del final de obras inconclusas en la remediación iniciada en San Antonio Oeste, por haberse agotado el dinero, el secretario de Minería, se abstuvo de enviar emisarios y se entrevistó con representantes de la multisectorial.
SAO Ing Patricia Llong

Daniel Meilan recibió en su despacho a la Ingeniera Patricia Llonch integrante de la Multisectorial para la remediación por la contaminación que produjo la empresa minera que operaba la ex Mina Gonzalito en San Antonio Oeste.

Llonch se encontraba en Buenos Aires realizando gestiones ante dirigentes sociales y políticos a los efectos de potencializar el reclamo y la demanda interpuesta ante la justicia por los vecinos de esa localidad de Río Negro y obtener decisiones para que se retomen los trabajos de remediación.

Cabe destacar que los efectos del amparo interpuesto en Viedma por los vecinos fueron contundentes. La iniciativa judicial llegó a las máximas autoridades del gobierno nacional. El más ferviente impulsor de una solución fue el diputado nacional por la provincia perteneciente al PRO-Cambiemos, Sergio Wisky, quien el pasado miércoles se presentó en el despacho de los funcionarios del área exigiendo soluciones y ofreciéndose como mediador ante las autoridades que poseen el poder decisorio para conseguir el dinero que falta para completar la remediación.

Un día después, sabiendo que Llonch se encontraba en la Capital Federal, la convocaron a un cónclave. El que se llevó a cabo ayer jueves por la tarde en el tercer piso de Av. Julio Roca 651. Allí hubo un sustancial cambio de postura y discurso. Del “no hay más plata”, a convocar a la spartes analizar alternativas y viabilizar soluciones. Esto fue todo un cambio.

El poder del Amparo:

No era lo mismo encontrar soluciones con un amparo firme que de manera anticipada. La medida judicial, que para los asesores legales de la secretaria será favorable al reclamo, de conocerse en forma previa a la decisión política de obtener los fondos, hubiera desatado un importante revuelo. Donde el más afectado hubiera sido el Pro – Cambiemos rionegrino y las consecuencias se pagarían, también a place, en el área que generó indecisiones, titubeos e irresponsabilidades de gestión.

Dar la cara es más saludable

Mientras la dueña del desaguisado, la geóloga Carolina del Valle, que sigue en su cargo vivita y coleando, y uno de los abogados que enfrentaron a la justicia rionegrina reiterando el “no hay plata” para terminar la remediación. Ayer, en la reunión estos no dijeron nada al

respecto. Escucharon como Meilan trasmitía la realización de gestiones para obtener los fondos necesarios.

“De esta forma es otra cosa” se escuchó decir desde Río Negro cuando se supo el cambio de actitud y decidieron dar la cara, enfrentar la situación y mostrar que era verdad que se buscaba dinero para terminar los compromisos firmados y refirmados por las autoridades actuales y anteriores. Así de esta forma se desecharon las palabras de funcionarios de tercer nivel que fueron enviados a Viedma para protagonizar formalismos burocráticos. No obstante el Amparo sigue su camino y esto desvela.

Conclusión:

Si bien todavía no hay absolutamente nada, existe una pequeña luz de racionalidad y necesidad para que este tema no sea de un alto costo para la política.

Los que saben del sentido común esto lo entiende muy bien. Otros, los burócratas y ególatras no. Por eso es saludable que se persiga una solución de fondo. Y esa es, nada más y nada menos, que solucionar el pasivo ambiental. Remediar la contaminación y que el Estado cumpla con su obligación de hacerse cargo.

Habrá que esperar hasta el lunes para saber cómo continúa este nuevo capítulo. Fundamentalmente para que no exista un fraude social, se evite un quiebre irreparable entre las partes y se priorice la salud de 30 mil argentinos que viven en San Antonio Oeste, lo que no es poco.

Te puede interesar