Minería dejó de ser, por primera vez, el sector con mayor renta imponible del país

El menor precio del cobre y la debilidad de la actividad minera está afectando también a las remuneraciones que se pagan en el sector. Tanto así que en el primer trimestre de 2017, la minería perdió el liderazgo del mayor ingreso imponible en el país, pasando al cuarto lugar, según cifras de la Superintendencia de Pensiones.

En enero-marzo, el ingreso imponible promedio de los cotizantes de AFP en el rubro minero fue de $1.173.854, lo que representó una caída de 19,8% real respecto del mismo trimestre del año pasado.

Hoy, los sectores con las mayores rentas imponibles son "Suministro de electricidad gas y agua", "Organizaciones y órganos extraterritoriales" e "Intermediación financiera", todos con más de $1,2 M.

Los expertos coinciden en que la desaceleración de la economía, la menor actividad minera y baja en el precio del cobre han impactado con fuerza no solo los proyectos de inversión en el sector, sino que con ello también se ha afectado el empleo.

Nuevo ciclo del cobre

El ex subsecretario de Economía y académico de la Universidad Mayor, Tomás Flores, afirmó que es evidente que el ciclo adverso de precios de cobre -que se inicia el 2013- ha llevado a que la industria minera tenga que realizar un ajuste en todos sus costos, incluyendo el de mano de obra. "Eso se nota, no solamente en la manera de cómo ha llevado adelante las negociaciones colectivas, sino que probablemente el hecho de que la remuneración imponible de esos trabajadores deja de ser la más alta de la economía chilena", sostuvo.

Así, Flores añadió que en Chile, a diferencia de otras partes del mundo, la discusión se haya trasladado al bono por término de conflicto, más que en el reajuste. "Más que recibir los beneficios futuros, los trabajadores prefieren el dinero de inmediato", explicó.

La semana pasada terminó con acuerdo la negociación colectiva anticipada que entablaron la minera Collahuasi -la segunda faena de cobre más grande de Chile- con su sindicato de trabajadores. Esta contempló un bono de $11 M, un crédito blando de $3 M y cero reajuste salarial.

El gerente de Estudios de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Álvaro Merino, manifestó que las compañías mineras han adoptado con mayor fuerza la política que los salarios estén más ligados a resultados en productividad. "Es así como en las últimas negociaciones colectivas en la industria han mostrado recompensas económicas más moderadas respecto de las que se observaban años atrás".

Cecilia Cifuentes, economista y académica del ESE Business School de la Universidad de los Andes, aseguró que, en general, el comportamiento de las remuneraciones tiene rezago de la actividad. "En la minería los sueldos subieron hasta el primer trimestre de 2016, pero la actividad empezó a perder dinamismo antes", dijo.

Repunte sujeto a la inversión

Si bien es primera vez que la minería pierde su lugar como el sector de mayores ingresos imponibles del país, la gran duda es si esto será una tendencia o algo circunstancial.

El gerente de Estudios de la Sonami, Álvaro Merino, aseguró que la contratación de trabajadores en la minería se manifestará con fuerza una vez que se reactive la inversión. "Debemos dar un impulso robusto a esta importante variable a través de la agilización de permisos y, más importante aún, despejando las incertidumbres".

Explicó que según las últimas cifras del INE, en los últimos 12 meses se han perdido 12 mil puestos de trabajo en el sector. Además, comentó que, en cuanto a la inversión, en 2013 había una carpeta de proyectos mineros para los próximos 10 años por un monto de u$s 112 mil millones, mientras que hoy dicho monto ha disminuido a menos de la mitad.

Para la economista Cecilia Cifuentes, aún no se ven signos de mejoría para este rubro. "El sector minero no tendrá repunte, al menos en el corto plazo. Los sectores con más dinamismo son los que tendrán mejores remuneraciones", proyectó. (El Mercurio, Chile, 12/05/17)

Te puede interesar