Expectativa por el inicio de las tareas de exploración en Cerro Atajo

Gustavo Cruz, gerente de Minera Agua Rica, explicó la relación de la empresa con la comunidad y la articulación con las autoridades provinciales.

cerroatajogte

El proyecto Cerro Atajo, ubicado en el departamento Andalgalá, que próximamente iniciará los trabajos de exploración, genera una enorme expectativa en la comunidad cercana, que se apropia y se involucra ya desde esta etapa inicial y también en la empresa Yamana, asociada a la provincia en este emprendimiento a través de Catamarca Minera y Energética Sociedad del Estado (Camyen), desde donde esperan con optimismo los resultados de esas tareas.

Gustavo Cruz, gerente de Minera Agua Rica, subsidiaria de Yamana en Argentina, estuvo en la jornada de trabajo "Minería, factor de desarrollo”, que se realizó en el Hotel de Turismo de Belén en el marco de las actividades de la Semana de la Minería.

En dicha oportunidad, en diálogo con este medio, explicó la relación de la empresa con la comunidad, la articulación con las autoridades provinciales, el impacto que tendrá la etapa de exploración y las expectativas que tienen los distintos actores de este proyecto polimetálico.

"El proyecto al que le estamos poniendo mayor énfasis en la provincia de Catamarca es Cerro Atajo”, ratificó el directivo de la citada firma y recordó que a partir del acuerdo firmado entre Agua Rica-Yamana y Camyen en 2015, próximamente avanzarán con un programa de exploraciones.

"Es un programa intensivo de tres años para poder tener nuestra propia información sobre el proyecto, información actualizada, con nuestra visión, con nuevas tecnologías. El objetivo es que cumplida esta primera parte del acuerdo de tres años, podamos tomar una decisión de avanzar con trabajos más profundos”, adelantó.

Cruz apuntó que inmediatamente después de la rúbrica del convenio y durante 2016, comenzaron la etapa preliminar del proyecto llamada prospección, donde en un recorrido a pie geólogos tomaron muestras de superficie.

A su vez, en forma paralela desde la empresa, conjuntamente con la firma estatal minera, iniciaron reuniones con la comunidad, comenzando con la más cercana al proyecto, en este caso Minas Capillitas, una población que ya tiene tradición minera.

"El diálogo con la gente de Capillitas es excelente. Están muy interesados en los trabajos”, subrayó el gerente, al tiempo que explicó que estos contactos forman parte de la política de relaciones con las comunidades que siempre promueve Yamana.

"El diálogo es frecuente, fluido; la relación es muy buena, la gente está muy interesada y hay que destacar algo importante: está involucrada. En la última reunión que tuvimos, que fue una charla informativa, los vecinos propusieron formar parte de los controles, de las visitas al lugar, junto con la autoridad de aplicación una vez que comencemos los trabajos formales”, valoró Cruz.

En el marco del plan de relaciones con la comunidad, el mismo que Yamana desarrolla en otras operaciones, se dieron los primeros pasos con los vecinos, coordinando acciones con autoridades del ministerio de Salud de la provincia y del hospital local, trabajando en un programa de salud para la población.

En ese sentido, Gustavo Cruz señaló que "ya tuvimos la visita de móviles de la cartera sanitaria, con especialistas en radiología, odontología, se hicieron ecografías, análisis clínicos. Paralelo a eso, con el hospital local se retomó un plan de vacunación para niños y adultos. Estamos contentos con esto, la comunidad también. Trabajamos juntos con ellos y se ven los resultados en los beneficios, en estos primeros pasos que estamos dando, para las dos partes. Están muy involucrados y eso es muy bueno”.

Desarrollo local

Asimismo, sobre el impacto local que Cerro Atajo tendrá en esta etapa inicial, el directivo de la minera señaló que se reunieron con la comunidad, oportunidad donde se explicó que para el programa de inicio de perforaciones se estima "de 20 a 25 personas el impacto en cuanto a la mano de obra, ya sea como ayudante técnico en el proyecto o con las empresas de servicios que estarán trabajando”.

También se llevó a cabo una segunda reunión en Andalgalá, realizada hace un par de semanas, con la Cámara Provincial de Proveedores Mineros, de la que participaron integrantes de las cámaras de Belén, Santa María y Andalgalá, donde se informaron las perspectivas de contratación de bienes y servicios.

"Hablamos con las cámaras de proveedores. Mantenemos nuestro compromiso de ‘compre local’, como lo hacemos siempre. Ponemos de ejemplo Agua Rica. Tenemos nuestras oficinas en Andalgalá y a fines del año pasado abrimos nuevamente una oficina de Yamana en la ciudad Capital”, ejemplificó.

En ese orden, Gustavo Cruz puso en valor que "se explicó a la comunidad y a los proveedores cuáles son las perspectivas y expectativas ahora en el corto plazo, con este primer inicio. Si bien son los primeros pasos, estamos convencidos de que los resultados serán buenos y podremos ir avanzando, generando más oportunidades”.

Optimismo

El gerente de la minera detalló que el área de Cerro Atajo está compuesta por propiedad minera de Camyen y de Agua Rica, por lo que el acuerdo entre las dos empresas se selló para trabajar en toda la zona, en un prospecto geológico más amplio.

Al respecto, precisó que en función de las pautas del acuerdo, Agua Rica es la operadora técnica del proyecto y la empresa estatal minera mantiene la propiedad de sus áreas.

Periódicamente, ambas partes mantienen reuniones técnicas, donde la operadora informa los avances de los trabajos que se llevan adelante, mientras esperan que se resuelvan los últimos detalles formales antes de comenzar con las tareas de exploración, que consisten en un programa de perforaciones de cuatro mil metros de sondaje.

Una vez obtenidos, la firma comenzará a rehabilitar las huellas y caminos del lugar para poder ingresar con las máquinas y empezar dicho programa de perforaciones.

De acuerdo con Cruz, Yamana ya cuenta con el equipo y estima poder iniciar los trabajos en un plazo de 30 a 40 días.

"Esos son los primeros pasos. Seguramente si los resultados, y esperamos que sea así, son buenos, podremos ir ampliando el programa y teniendo más definiciones”, concluyó.

Articulación

Además, Gustavo Cruz destacó la comunicación con las autoridades provinciales: "Desde que iniciamos el acuerdo, el diálogo es permanente. Más allá de que ahora estamos centrados en lo que es el proyecto Cerro Atajo, la compañía siempre tuvo presencia en la provincia. El diálogo con las autoridades siempre fue bueno. Es parte de nuestra política, de nuestra forma de trabajar; mantenemos el contacto, el diálogo, el intercambio de información con las autoridades de forma permanente”.

Por último, el empresario analizó la decisión del Gobierno de Catamarca de este año trasladar los festejos por el Día de la Minería al interior de la provincia.

"Todo esto es bueno, es una forma también de que se valoricen las inquietudes, los planteos que tienen las comunidades. Siempre es positivo porque todos interactuamos con la comunidad (...). Todo eso es positivo para la actividad minera y para la gente”, finalizó.

Te puede interesar