Segun Medio Chubutense: Nación le lanzaría un carpetazo a Das Neves si no habilita la minería

El gobierno nacional y todos los gobernadores `ya convencidos´ se disponían a lanzar el nuevo Acuerdo Federal Minero en el marco de la gran feria ArMinera que comenzó ayer y termina oficialmente mañana.
topswecrfertrt

Pero hasta el momento no hubo anuncio formal de fecha y hora del importantísimo acuerdo que le abriría definitivamente la puerta a la minería en todo el país, incluso en aquellas provincias donde literalmente está prohibida la actividad. Y porqué no hubo avance? Muy sencillo, porque el gobernador Mario Das Neves ya afirmó públicamente que no firmará nada. Y uno de los proyectos que garantiza 1.000 de los más de 2000 millones de dólares que anuncian en inversiones, depende del agujero que puedan hacer en Lo hizo en reiteradas oportunidades estas últimas semanas, e incluso terminó blanqueando que en el último encuentro con Mauricio Macri, al momento de darle la mano el Presidente de la Nación, masculló la necesidad de hablar de minería. “La minería se la dejamos al campo de Tandil, en la Pampa Húmeda. Nosotros no somos estúpidos, que estamos acá para que vengan a imponernos cualquier problema”, insistió Das Neves.

Como si fuera poco, ayer Greenpeace bloqueó el ingreso a la Muestra Anual de Minería, a donde debían ingresar además del ministro de energía, Juan José Aranguren con interpares y referentes del sector de todo el mundo. Los activistas actuaban bajo la consigna “Basta de Mentiras: la minería destruye los Glaciares”.

Para el oficialismo, la manifestación se desgrana con el correr de las horas y algunas llamadas, pero lo de Das Neves aparecía en el ámbito político de Balcarce 50 como un escollo muchísimo mas complicado.

Ni las propuestas de salvataje económico para Chubut ni los castigos de demoras de envío de fondos resultaron efectivos hasta ahora. Por lo que los conocedores de la lógica del “círculo rojo” dejaron trascender la posibilidad de que “si no es por las buenas, es por las malas.

La amenaza del carpetazo fatal

El operativo comenzó a evidenciarse por algunos medios de localidades puntuales. Desde Puerto Madryn ayer un conductor radial afirmó que el fiscal Guillermo Marijuán le habría asegurado por mensaje de texto que “Dispuso citar a indagatoria a los legisladores” que conformaban la Legislatura Provincial, y a los principales funcionarios que actuaron al momento de la firma de la renegociación de los contratos petroleros por el yacimiento de Cerro Dragón. “Muchachos no se comprometan estos días”, ironizó el locutor que condujo toda la mañana sobre la forzada expectativa que el mismo Marijuán en persona saldría al aire para dar anuncios respecto al estado de su investigación sobre el cobro de una coima que ya autodenunció hace unos años la British Petróleum en Estados Unidos.

La araraca radial tuvo un fuerte correlato político involucrando al Frente para la Victoria que lideró el ex Gobernador, Martín Buzzi, su ex vicegobernador Javier Touriñán, y su ex ministro Coordinador Carlos Eliceche. Pero lo más claro del operativo mediático, fue el parangón que burdamente acercó las motivaciones de defenestrar la producción petrolera que se renegoció con PAE hace diez años, con los “maravillosos beneficios” que podría acarrear la minería en Chubut.

El punto de encuentro de los argumentos destruyó literalmente `el bazar de Barbie´ y puso en escena el amague de fondo que debía llegar a Fontana 50, aunque vía mensaje de texto, ya que la FM no tiene tanto alcance: `O Das Neves habilita la minería, o se profundiza el carpetazo petrolero´, ese fue la enardecida soflama que terminó brindando al aire con “marroc”, pralinés y chocolates obsequiados “por los amigos” auspiciantes de tanto entusiasmo productivo.

El protagonista afectivo

Guillermo Marijuán, hasta ayer estaba más ocupado en sacar chapa yendo contra el 2×1 que sobre una investigación que arrastraría problemas hasta en el Ministerio de Energía actual. Por lo cual la credibilidad de la noticia fue relativizada. Sin embargo, el Fiscal Federal mantiene atenta su mirada en el Sur, merced al origen de su pareja, una trelewense fuertemente vinculada con sectores influyentes de Chubut. Además, porque la causa que alguna vez abrazó contra la petrolera le acercó nuevas posibilidades de posicionamiento en sus aspiraciones a acercarse al sillón de Gils Garbó, y porque para eso, hacer algunos de `los trabajos de Hércules´ que demanda el macrismo, es fundamental. Habilitar la minería con licencia política absoluta, aunque social relativa, es uno de ellos

Esa molestia llamada Chubut

Independientemente de las fichas que pone Macri en el petróleo, donde el `nuevo chiche´ es el no convencional, donde la gran mayoría de los grandes jugadores del sector ya tuvieron que hacer un gesto de participación, la avanzada con la minería es el gran caballo de Troya para entrarle al Primer Mundo. Nadie olvida que uno de los primeros actos de gobierno de Macri fue la quita de retenciones a la minería allá por febrero de 2016, cuando hacía dos meses que lucía la banda presidencial. Fue cuando anunció de un plumazo y a pocos kilómetros donde había ocurrido el primer derrame de la Barrick, que en nombre de Argentina cedía 250 millones de dólares en divisas a los mineros a cambio de que vengan más al país. Lo que parecía risueño era la puesta de Sergio Bergman como ministro de ambiente, un tipo que decía que no conocía esta actividad.

Siete meses después, un pequeño foro de Davos entusiasmó al macrismo cuando la empresa canadiense Pan American Silver, propietaria del Proyecto Navidad que pretende explotar en Chubut, anunció mil millones de dólares en inversión. En esa oportunidad, el titular de la compañía, Ross Beaty hizo una visita privada a Macri en el marco del Foro de Inversión y Negocios de Argentina. El punto de tensión de este proyecto mega-minero para extraer plata en la Meseta Central es el sistema de lixiviación con cianuro u otros químicos que dicen no usarán, y sin embargo tampoco explican que nuevo método descubrieron para no contaminar Chubut. El otro punto de tensión, radica en convencer al gobernador Mario Das Neves de que dejará ganancias para todos.

Macri se reunió aquella vez con el CEO de la empresa canadiense dedicada a la exploración minera, en el Centro Cultural Kirchner (CCK), junto al ministro de Energía, Juan José Aranguren y el asesor en Inversión Extranjera, Horacio Reyser. Un ratito antes, Macri recibió al director de la empresa Dow Chemical, Andrew Liveris, junto al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis y Reyser. Seguidamente, Macri acompañado nuevamente por Aranguren y el titular del la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, Juan Procaccini, recibió a Wayne Richardson, CEO del Grupo Enirgi, firma canadiense dedicada a desarrollar cadenas de almacenaje de energía, químicos e innovación y desarrollo. En la maratónica sesión de audiencias, el jefe de Estado se entrevistó con el vicepresidente senior de la empresa de computación e informática IBM Corporation, Bruno Di Leo, acompañado por Procaccini. Pan American Silver, que tiene tres proyectos de minería en el país: Calcatreu, Manantial Espejo y Proyecto Navidad, anunció en ese marco la inversión de 1.000 millones de dólares en el Proyecto Navidad, la reserva mundial más grande de plata que está ubicada en Chubut. Beaty es el fundador de Pan American Silver y Alterra Power Corp. (empresa de energías renovables), un geólogo con más de 40 años de experiencia en la industria internacional minera.

Dos meses después del `acuerdo´ con los empresarios, llegó el lacrado político. Fue cuando Macri recibió `a solas´ en noviembre de 2016 a Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. Con é terminó de atar las inversiones mineras y lo que dejarían para Nación en términos de intercambio.

Por ser hasta esta semana el más sexy de los mandatarios extranjeros (ahora eclipsado por Macron), Macri lo paseó por todos lados. Lo llevó a Tecnópolis y vieron juntos un espectáculo del Cirque du Soleil con música de Soda Stereo; después, cenaron en Olivos con la familia Macri y el equipo de Gobierno, y hasta lo sumó a su particular homenaje a las víctimas de la dictadura en el Parque de la Memoria, además de armarle un almuerzo que organizó la Cámara de Comercio Argentino Canadiense, que nuclea a una cien empresas.

En ese banquete en el Yatch Club de Puerto Madero, Trudeau dijo lo que tenía que decir y le puso el pecho al derrame de la Barrick Gold en San Juan, con la misma finura que luce sus calcetines de Star Wars: sin que se le moviera un pelo. En ese marco, anotició sobre el convenio que firmaron por esos días la Asociación de Minería de Canadá (MAC) y la Cámara Argentina de Empresarios Mineros para implantar el llamado TSM (hacia un desarrollo sustentable de la minería) por el que las compañías se comprometieron a adoptar protocolos, estándares canadienses de trabajo y a presentar informes anuales sobre sus actividades. No era para menos, es que las diez empresas canadienses que están radicadas en la Argentina tienen el 70 % del mercado local. El tema es que antes deberán convencer a Das Neves, a Greenpeace y algunos más.

 

El Diario de Madryn.

Te puede interesar