Quieren crear un ente federal que administre la información petrolera de todas las provincias

TIENE CONSENSO ENTRE EL GOBIERNO Y LAS PROVINCIAS
lambre-1024x682

El Banco de Datos Integral de Hidrocarburos dejó de funcionar en agosto de 2015, pero desde la OFEPHI y el ministerio de Energía quieren ponerlo en funcionamiento antes de fin de año. Además, impulsan una ley para que tenga presupuesto propio y se cree un ente federal para administrarlo.

El objetivo es que el banco de datos genere contenidos y administre información sobre exploración, explotación y producción en hidrocarburos con el aporte de las provincias y las empresas. Además, que cuente con estadísticas de manera centralizada como herramienta desde donde se fomenten políticas públicas y se atraigan inversiones en el sector.

Carlos Lambré, director ejecutivo de  Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), habló con EconoJournal sobre este tema y dijo que “el principal objetivo de la organización para este año es habilitar el banco de datos”.  Según contó el directivo, en estos momentos se esta recuperando la información.

En paralelo, el ministerio de Energía, conducido por Juan José Aranguren, y la OFEPHI, están impulsando una ley para que el banco de datos tenga presupuesto y lo gestione un ente de administración, conformado por la propia cartera energética y las provincias.

La idea de quienes impulsan este proyecto de ley es que se apruebe este año, un objetivo que tendrá que lidiar con un Congreso atravesado por las elecciones legislativas, para que en 2018 entre en vigencia.

El Banco de Datos fue impulsado en 2007 por el Ministerio de Planificación de Julio de Vido, y administrado por ENARSA, que contrató a la empresa Registros Mineros Argentinos S.A. (Remasa) para que lo lleve adelante. Funcionó hasta agosto de 2015, cuando se terminó el convenio con esta firma.

“Para mi era una de las mejores iniciativas que había tomado el gobierno anterior. Asumió Mariana Matranga (secretaria de Energía de la Nación de entonces), se acabó el contrato con Remasa y ese banco de datos quedó en la nada, se disolvió”, dijo Lambré.

El ministerio de Energía y la OFEPHI en estos momentos están recuperando los datos que dejó la empresa para habilitarlos antes de fin de año.

Sobre el proyecto de ley, Lambré dijo que “es para que el banco de datos no dependa de la decisión o voluntad de alguna autoridad que este en el momento si no que sea permanente y de interés nacional”.

El director ejecutivo de OFEPHI espera que el Congreso la apruebe este año para que se reglamente y entre en vigencia en 2018.

Además, dijo que la ley del banco de datos prevé que haya un ente administrador, conformado por el ministerio y las provincias, y que tenga fondos contemplados en el presupuesto nacional.

Te puede interesar