Kinshasa pone coto al negocio de los gigantes mineros

La República Democrática del Congo, primer productor de cobre y cobalto de África, renegociará los contratos con las multinacionales que extraen estos minerales del país.
Rep del Congo cobre y cobalto

El presidente de la empresa minera estatal de la República Democrática del Congo ha anunciado que el año que viene renegociará todos los contratos con las empresas mineras internacionales para garantizar un reparto más equitativo de los ingresos de este pobre país africano.
Albert Yuma Mulimbi, presidente de Gecamines, lanzó un duro ataque contra lo que considera el "desequilibrio de los actuales contratos con las empresas mineras" que operan en el mayor productor de cobre y cobalto del continente africano. El ejecutivo aseguró que "no podemos seguir alimentando a la industria global con nuestros minerales. Hablamos del desarrollo de todo un país", declaró en una conferencia en la ciudad sudafricana de Ciudad del Cabo.
Desequilibrio
"Nuestro país no es un producto financiero y diré más: África no es un producto financiero. Las quejas de nuestros socios, que tienen miedo de enfadar a sus accionistas, no son de nuestra incumbencia", añadió. Entre las empresas que operan en el país están Glencore, China Molybdenum e Ivanhoe. El anuncio llega semanas después de que el Parlamento aprobara un proyecto de ley que elevará los impuestos que las empresas mineras pagan al Gobierno. El presidente del país, Joseph Kabila, tendrá que ratificarlo para que se convierta en ley y las empresas han comenzado a presionar para su revisión, alegando que afectará a las inversiones.
Sin embargo, Yuma afirma que se limita a responder a las tendencias del mercado global. La demanda de cobalto, en concreto, ha aumentado en los últimos años porque es uno de los principales materiales presentes en las baterías del coche eléctrico y los móviles. "No fabricamos baterías eléctricas con dólares, sino con cobalto de la República del Congo", añadió Yuma. De hecho, el país representa dos tercios del suministro global de cobalto.
Gecamines ha incumplido en numerosas ocasiones sus objetivos de producción. Desde mediados de los ochenta, ha vendido la mayoría de sus activos, firmando proyectos con socios extranjeros. En los últimos dos años, Yuma ha intentado renegociar las condiciones de los contratos, pero ésta es la primera vez que pone un plazo concreto. El ejecutivo declaró que espera que los nuevos contratos se renegocien en el primer trimestre de 2019 y que las empresas que se nieguen a renegociar pasen por un proceso de arbitraje.
Control
En opinión de Elisabeth Caesens, directora de Resource Matters, un grupo con sede en Bruselas que monitoriza la evolución de la industria minera de la República Democrática del Congo, "es cierto que los inversores han encontrado formas de reducir los impuestos derivados de sus beneficios en el país". No obstante, añade que hace una década se revisó un contrato que "generó cientos de millones de dólares para Gecamines, que después no se repartieron entre los congoleños. Esta vez habrá que tener un control mayor para garantizar un resultado positivo". (Expansión, España, 09/02/18)

Te puede interesar