Chubut: De puño y letra (se instaló la grieta minera)

La fractura minera (y política) chubutense: La pelea minera-antiminera se instaló dentro del gobierno, pero también en el resto de las fuerzas políticas y en la sociedad. Los preparativos para la cumbre de Telsen.
depunioyletra-300x134

La discusion respecto…

…del proyecto Navidad en Chubut se parece bastante al proceso que vivieron los neuquinos con el yacimiento de petróleo no convencional de Vaca Muerta, una explotación petrolera que bien invertida asegurará el futuro de varias generaciones de neuquinos. Allí el debate ambiental fue el fracking, la fractura hidráulica de la roca y su reemplazo por arenas silíceas, para poder extraer ese petróleo casi en estado sólido. Aquí, es si el agua que se utilice del acuífero de Sacanana llegará o no al río Chubut, con posibles contaminantes producto de la extracción de plata, oro, y otros minerales.

Más allá de estas discusiones técnicas, hay una lucha de intereses feroz, y la militancia muy activa de grupos ultra ambientalistas que se opondrán a cualquier forma de minería, sin escuchar argumentos, ni atender estudios de ninguna naturaleza. Además, están las cuestiones principistas, la herencia política de Das Neves, y las posiciones doctrinarias de cada partido político.

El «combo» se completa con un pedido concreto del presidente Macri al gobernador Arcioni por el yacimiento Navidad, de la canadiense Pan American Silver, y la presión combinada de los intendentes de la meseta, comandados desde el Golfo por el madrynense Ricardo Sastre, entidades intermedias, gremios, industrialistas, pobladores del centro chubutense, y -por supuesto- las empresas mineras, que formalmente no han dicho «ni pío» del repentino debate que se sucedió en Chubut a partir de dos hechos: la muerte de Das Neves, y el posterior pedido de Macri por el proyecto Navidad.

La grieta minera se instalo…

…en el Gobierno con fuerza. El ministro de Hidrocarburos Martín Cerdá expresó lo que buena parte de la clase política dice: hay que hacer minería, con los cuidados ambientales y controles que correspondan. La contraofensiva no fue muy inteligente. El ministro de Ambiente Ignacio Agulleiro, salió a matar al mensajero, se puso al servicio de las asambleas más extremas en cuestiones ambientales, culpó a los medios por el debate, al «lobby» minero, y se dedicó a boicotear las discusiones que ocurren hoy en todo nivel, respecto de la minería en general y del proyecto Navidad. Dentro del gabinete de Arcioni, este hombre de Puerto Pirámides con alguna relación con empresas de servicios ambientales, muy amigo del diputado dasnevista Alejandro Albaini, asumió una posición absolutamente conservadora.

Los demás, la mayoría, propician la discusión, y Cerdá está a favor. Ya se sabe de antemano que Arcioni prefiere no pagar el costo político de impulsar la minería, y que sea la Legislatura la que termine el marco minero sancionando la zonificación, es decir, dónde se puede y dónde no; y finalmente, Sergio Mammarelli, el ministro coordinador, le escupió el asado al ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, al impulsar una consulta popular sobre la minería.

Esta grieta del Gobierno se reproduce dentro de Cambiemos, donde el radicalismo arrastra una posición doctrinaria en contra de la mega-minería, aunque los dirigentes más «frescos» propulsan el debate. Uno de ellos es el diputado Manuel Pagliaroni, quien estará en la cumbre del 21 de febrero en Telsen, donde el jefe comunal es Leonardo Bowman, otro radical valorado en las nuevas generaciones de la UCR.

Estas múltiples grietas «minería-antiminería» se complementan con otras más pragmáticas, a las que deberá prestarse atención. La renta minera para la provincia, la ganancia para los pueblos en los que se haga minería, regalías u otros formatos, impuestos como la gente, trabajo a vecinos locales, desarrollo de proveedores locales, estudios previos de impacto ambiental que garanticen la salubridad del agua, y controles exhaustivos del Estado.

Le tocará a Mariano Arcioni arbitrar todo esto. El Gobernador es más propenso a impulsar la minería que a rechazarla, porque es consciente de las dificultades de la provincia entera y de la meseta en particular. El Das Neves previo a 2003 era menos antiminero que el del final. En conversaciones reservadas solía decir que no impulsaría la minería mientras los recursos del petróleo existieran. Pero ahora, aquellos pozos dan menos ganancias y tienen a la provincia en ascuas.

Tal vez, la idea de Mammarelli de una consulta popular para garantizar la licencia social no sea tan mala. Las empresas, la mayor parte de la política, los pobladores de la meseta, los industriales, los intendentes, ahora los legisladores, según se ocupó de decir Alfredo Di Filippo, quieren. ¿Cuál es la oposición? Posiblemente una parte importante de la población que debe medirse. Es difícil que llegue al 70% de «antimineros», como dicen algunas encuestas. Y, en todo caso, se puede votar. Esa consulta debería ser zonificada, como la explotación minera.

Mientras tanto, se esta…

…armando la cumbre de Telsen a la que concurrirán el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, los secretarios y subsecretarios de minería, Daniel Melián, Mario Capello y el resto de sus equipos, legisladores nacionales, intendentes de la meseta, y diversos actores económicos y políticos. Bowman y los intendentes de la meseta ya cursaron invitaciones a los legisladores, para que concurran, y se espera una mesa seria en la que el proyecto Navidad sea presentado en su integridad, junto con los últimos datos de evolución económica y de población chubutenses, y las demandas de agua del proyecto.

Por supuesto, también hablarán del trabajo directo a miles de personas y de los millones de inversión mientras sea la construcción de la mina.

El intendente Sastre es quien monitorea e intercambia con funcionarios nacionales del PRO sobre los avances en esta reunión. Y han prestado atención a un asunto particular. Ante posibles bloqueos ambientalistas, piquetes o manifestaciones, habrá seguridad importante sobre la Ruta 4, en los ingresos a Telsen.

De los intendentes de peso, ya se sabe que estarán además de Sastre, el de Trelew Adrián Maderna, y el de Comodoro, Carlos Linares, entre otros.

La grieta está planteada y arde.

El Gobierno vive otra grieta…

…interna, además, que enfrenta a los «nuevos», contra los que vienen del Chusoto y del dasnevismo. Los «nuevos» van reforzando el poder de Sergio Mammarelli, el ministro coordinador de Gabinete, que ha logrado algo muy pocas veces visto en la política de Chubut: La unanimidad completa. Lo critican -ya sea públicamente, o con la ferocidad amparada en el secreto- desde el propio oficialismo, Chusoto, los otros ministros, los diputados de todos los bloques, la UCR, el PRO, el FPV, ATE, los sindicatos privados. No es un motivo especial de orgullo, pero es llamativo.

A Mammarelli le enrostran desde que no conoce la realidad, hasta que se toma la función pública como un pasatiempo, o el maltrato a intendentes, legisladores, funcionarios. Dicen que está subido a un pedestal importante. En Chusoto, por caso, y particularmente en el bloque de diputados, lo soportan -y apenas- porque no quieren limarlo al gobernador Arcioni, quien de por sí tiene una agenda cargada de dificultades.

La última novedad es el intento de desplazamiento del ministro de Economía Pablo Oca. Puede que uno de los funcionarios más importantes del gobierno mientras fue Das Neves gobernador, en su último tiempo, y quien llevó adelante las delicadas maniobras financieras que han ido permitiendo pagar los sueldos estatales, en medio de un desequilibrio de caja importante, producto de la caída de ingresos de la provincia, y de gastos que deben equilibrarse.

Algo que el gobierno de Arcioni busca «aguantar» con el proyecto de Ley de Emergencia. No está claro si Oca quiere irse o no. En su entorno dicen que está muy cansado. Otros, aseguran que el ministro no va a renunciar. Pero lo que parece un hecho, es que el coordinador Mamarelli le pediría la renuncia.

La administracion…

…de Mariano Arcioni no se ha caracterizado por una excesiva sensibilidad a la hora de los recambios de gabinete. Los puestos se ofrecen por todos lados, mientras sus actuales titulares aún ocupan las sillas, lo que suele ser motivo de enojos.

A mediados de la semana que pasó, el puesto de ministro de Economía habría sido ofrecido a Oscar Antonena. Fue vicepresidente del Banco de Chubut en épocas de Buzzi, y se terminó yendo porque la Legislatura nunca le aprobó el pliego. Antes, el ofrecimiento abarcó a Marcos Bensimón, actual colaborador de Oca, a Sebastián Retuerto, un hijo del ex ministro de Economía radical Ismael Retuerto, y al ex secretario de Hacienda de Comodoro, Diego Touriñán, hermano del jefe de bloque del FPV Javier Touriñán.

Todos declinaron, con un agregado. Pablo Oca y sus colaboradores se enteraron de todo. Por Bensimón, claro. Y la oferta a Sebastián Retuerto fue extraña. Parece que no lo llamó Mammarelli en persona para ofrecerle el Ministerio de Oca. El que tomó el teléfono y le contactó fue Ignacio «Nacho» Torres, el delegado del Ministerio del Interior que opera en Chubut. ¿Qué tiene que ver el PRO en las designaciones de ministros del gobierno de Arcioni y Mammarelli? Un misterio de la política provincial. Igual, Retuerto ni siquiera evaluó aceptar.

Como sea, el caliente sillon…

…principal del Ministerio de Economía sería ocupado por Oscar Antonena, ya que aceptó el ofrecimiento que le hizo Mammarelli en la tarde del mismo miércoles en que el ministro coordinador le había revoleado el ministerio a Diego Touriñán. La designación de Antonena, si finalmente se formaliza, será un trago amargo para Chusoto. Antonena está íntimamente ligado al buzzismo, a la ex ministra y diputada Gabriela Dufour, lo que en Chusoto es considerado algo así como pecado mortal.

«Antonena aceptó encantado», cuentan los hombres que habitan en los pasillos de la Casa de Gobierno. Y se puso a disposición de Mammarelli ofreciendo algunas líneas de acción.

Cuentan además que el nombre de Antonena fue ofrecido por el radical comodorense Rafael Cambareri, uno de los puntales políticos de Arcioni. Al menos, ésa habría sido la explicación que dio Mammarelli a algunos contactos, cuando se lo preguntaron.

En el ala «mammarellista» del gobierno están contentos por haber conseguido un reemplazo a Pablo Oca. Es que el actual ministro no es fácil de arrear para la «troika» comodorense del Gobierno, integrada por el propio Mammarelli, Rafael Cambareri y el viceministro coordinador de gabinete Félix «Pirincho» Sotomayor, más el aporte político del fiscal de Estado, Diego Martínez Zapata.

Con Antonena, el ministro coordinador espera buenas relaciones con la Legislatura, ya que tiene fluidos contactos con Jerónimo García, Alfredo «Peludo» Di Filippo, e incluso piensan en acercarse a la propia Gabriela Dufour, diputada y ex ministra con quien Antonena (hoy asesor en Camarones) tiene una excelente relación.

No está clara la fecha en que asumiría Antonena, si es que se formaliza. El hombre habría pedido que sea en un acto pequeño en la Sala de Situación. «No estamos para grandes actos», les dijo. Uno de los primeros asuntos que planteó es el de renegociar la deuda de Chubut, asunto que fue motivo de preocupación del gobierno nacional y de aclaraciones -una detrás de otra- por el default que no fue. También esperarían a que se complete el cronograma de pago de salarios estatales de enero, que aparece bastante complejo. Se habla del día 8, antes del paro bancario y el feriado de carnaval, o de pago escalonado.

En Gobierno afirman ademas que…

…Oscar Antonena querría tener resuelto el problema de las paritarias docentes antes de asumir. Pero ese asunto sería asumido por el propio Mammarelli, despejando el camino a que Economía busque renegociar la deuda y pagar los salarios.

La salida de Oca será un mandoble para el dasnevismo puro. Sobre todo, porque el aún ministro de Economía piensa cabalmente que Mammarelli no es la continuidad de las ideas de Mario Das Neves. «Yo voy a ser leal, aunque a veces sea en soledad», dijo a algunos allegados, a los que mostró su desánimo por la actual situación.

Con la llegada de Antonena, Mammarelli apuesta a una nueva etapa del gobierno en la que se fortalezca el poder del «Grupo de Comodoro».

Esta al rojo…

…la pelea entre el oficialismo y la oposición, y hasta con algunos aliados (o ex aliados) del dasnevismo, por la aprobación del Pacto Fiscal, la Ley de Emergencia, el Presupuesto, las leyes económicas, y además la insistencia de la Legislatura, para que los intendentes puedan usar en gastos comunes el bono de la obra pública.

A pesar de que hubo conversaciones, el acuerdo no llega. La sesión iba a ser realizada el 9 de este mes, pero no se sabe aún si será citada. Hoy habrá una reunión entre Sergio Mammarelli y el presidente de bloque de Chusoto, Jerónimo García, para analizar los pasos a seguir. El gobierno no está en condiciones de reunir hoy más que una docena de votos, con toda la furia.

No cuentan aún con los acuerdos del mackarthysmo ni del bloque de Convergencia de Di Filippo. Es más, hay un borrador de la ley de Emergencia repleto de «marcas», muy suspicaces. Allí están señaladas todas las partes de aquel proyecto, que podrían ser útiles para algunos negocios, al decir de diputados de la oposición. En semejante clima, es casi imposible que aquel paquete de leyes que Arcioni necesita, salga este mes.

LA FOTO DE LA SEMANA

Puede que muchas de las personas de la foto les sean desconocidas a mucha gente. Pero fueron protagonistas de la semana. Se trata de los miembros de la lista ganadora en las elecciones de Servicoop, en Puerto Madryn. Es un grupo de militantes en su mayoría kirchneristas, que derrotaron a la lista «oficial» apoyada por el sastrismo, el sindicato de Luz y Fuerza, el empresario Aidar Bestene, gente de Eliceche, incluso, que se sumó a auxiliar al oficialismo. Para esta «patrulla perdida» de Unidos y Organizados que contó con la colaboración soterrada de algunos militantes radicales y del PRO, va la merecida foto de la semana.

EL DRAMA DE LOS TERRENOS PAGOS Y LAS VIVIENDAS “FANTASMAS”

La inseguridad, el desempleo, el nivel de corrupción, son cuestiones que siempre aparecen en cualquier encuesta entre las mayores preocupaciones de la sociedad. En Chubut existe desde hace algún tiempo una demanda en crecimiento que une a una gran cantidad de ciudadanos perjudicados y que está ganando su lugar en el «top five» de reclamos colectivos. Y es que cada semana, más familias deciden unirse y salir a hacer público su hartazgo por esperar la construcción de sus viviendas. ¡Y sobre todo porque ya han pagado los terrenos!

¿Estafados? Por el momento no podría asegurarse. Pero lo cierto es que ya es muy notable la cantidad de familias que llegan a la redacción de nuestro diario mostrándose desahuciadas porque nadie les da una respuesta. Las características son casi idénticas: un grupo familiar cumple los requisitos del IPV, se inscribe en un plan de viviendas a través de alguna entidad intermedia (casi siempre sindicatos y alguna vez una cooperativa, o una combinación de ambos), paga por su terreno, pasan los años y el barrio ni siquiera se licita. Ahora ¿por qué un sistema que venía funcionando desde hace tantos años, se cae? Las condiciones cambiaron. Y los requisitos también se modificaron, a tal punto que hay muchos casos de familias que pagaron su terreno y son adjudicatarios de una vivienda que vaya a saber uno cuándo se construirá, pero en el sindicato no saben cómo decirles que ahora ya no cumplen con los requisitos, porque han cambiado.

Es cierto que el Gobierno Nacional cambió el sistema. La participación público-privado es lo nuevo. Y el crédito hipotecario. La posibilidad de recupero y la diferenciación con quienes realmente necesitan viviendas sociales, es el motivo de aplicación del nuevo esquema. De todos modos, en Chubut hay que remontarse a los inicios de la segunda gestión de Mario Das Neves para encontrar la última entrega de viviendas sociales en la provincia, todo lo que vino después fue a través de entidades intermedias. Pero con nuevo esquema en marcha, el IPV nunca se puso a tono y prolongó la agonía del alquiler a miles de familias de la provincia. Pero la paradoja es que muchas de ellas ya tienen un terreno porque lo pagaron a algún sindicato.

Mientras tanto en Fontana 50 aún no resuelven quién será el nuevo presidente del IPV. El mackarthysta Nelson Williams sigue por ahora como gerente general del organismo mientras otros ya rechazaron la oferta. Pero quien se ponga al frente, deberá hacerlo con el compromiso de dar una respuesta satisfactoria a miles de personas que con gran esfuerzo pagaron su terreno y algunos años después siguen aguardando a que se liciten sus barrios. Y tendrá que tener respuesta para aquellos que ya no son adjudicatarios porque les cambiaron las reglas en el camino. Y por supuesto, no debe olvidarse del enorme listado de espera con nombres que llevan allí anotados desde hace más de 20 años. Tal vez, quien asuma la presidencia del IPV tenga que acordar con los sindicatos que liberen los terrenos ya pagos y dejar sin efecto los planes de viviendas prometidos. ¿Estarán dispuestos los gremios a hacerlo? Aún no se puede hablar de estafa, pero falta muy poco. Y si el tiempo sigue corriendo sin respuestas, los estafados serán miles.

… SE DICE QUE

…el pasado día 31 se cumplieron tres meses del fallecimiento del gobernador Mario Das Neves. Una militante de fierro se preguntó cuándo habrá un homenaje del partido Chubut Somos Todos a su líder.

…desde el fallecimiento de Das Neves el Chusoto sólo se reunió una vez de manera formal, y fue cuando ratificaron a Adrián López como presidente. En aquella oportunidad, tal vez por lo rápido del tratamiento de los temas, no hubo ningún homenaje al líder fallecido.

…sí existieron varios reconocimientos en escuelas, entidades intermedias y en fiestas populares. Ocurrió por ejemplo en la Fiesta de la Esquila en Río Mayo, donde Raquel Di Perna entregó el «premio Mario Das Neves», y en Cholila, donde anoche imponían el nombre «Don Mario» al fogón donde hacen los asados para miles de personas. Pero el Chusoto como partido, aún no organizó su homenaje a quien fuera tres veces gobernador. ¿Estarán muy ocupados en la inminente elección de cargos partidarios?

…Chusoto sigue trabajando por una lista única de autoridades partidarias. «Si Raquel va, se bajan todos», dicen en el partido del gobierno.

…además de la discusión minera, el ministro de Ambiente Ignacio Agulleiro deberá afrontar un frente pesquero. Empresas del sector fueron a plantear sus quejas por algunos pedidos, a los municipios de Madryn y Rawson.

Te puede interesar