Chile se despide del carbon

Chile genera el 40 por ciento de su electricidad con plantas termoeléctricas que funcionan a carbón.
centralestermoelectricas-1200x600

Y, sin embargo, esta semana dio el puntapié inicial para decirle adiós a este combustible, que causa el aumento de la temperatura planetaria. Fue a raíz de un acuerdo entre el Gobierno y las generadoras de electricidad que decidieron ponerle fin al desarrollo de nuevas centrales (algunas de las cuales estaban en proceso avanzado de planificación) y el cierre programado de las ya existentes. Y esto es posible porque las tecnologías renovables han entrado con gran fuerza en el país, batiendo récords de precios. “La industria de generación eléctrica visualiza un futuro creciente renovable”, señalaron en un comunicado de prensa. “Estamos empezando a imaginar cómo será el mundo sin carboneras”, agregó, por su lado, Michele Siciliano, gerente de la compañía Enel. Curiosamente, Argentina podría hacer esa transición mucho más rápido y llevarse los laureles que ahora coronarán a nuestro vecino, ya que nuestra generación a carbón es prácticamente casi nula. Pero, al igual que el Kirchnerismo, Mauricio Macri se empeña en Río Turbio, en vez de pasar a la vanguardia y pensar en un escenario de transición para su gente, que es lo moralmente responsable en el siglo XXI. (Clarín, Buenos Aires, 02/02/18)

Te puede interesar