¿Se apagó el brillo de las mineras? Los mejores fondos de 2016 pinchan en 2017

Muchos de esos fondos tienen una gran exposición al oro, ya sea a través de compañías mineras, de producción o marketing y comercialización y este ha pisado el freno
oro pepita

Empresas mineras y mercados emergentes, que hicieron las delicias justo un año antes de algunos de los principales fondos de inversión del sector, se han convertido en los últimos doce meses en un quebradero de cabeza. A medida que 2018 avanza, se acelera el goteo y balances sobre el cierre de año y, curiosamente, los fondos que brillaron con luz propia gracias al boom de las materias primas y metales preciosos son los que peor desempeño están demostrando.

No en vano, muchos de esos fondos tienen una gran exposición al oro, ya sea a través de compañías mineras, de producción o marketing y comercialización que en 2016 se vieron beneficiadas por las numerosas sombras que acechaban los mercados. Y es que el metal precioso es considerado el activo refugio por excelencia y acontecimientos como el Brexit, la victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses, el riesgo de la desaceleración de la economía china, las elecciones en algunas de las economías clave de la eurozona o las tensiones entre EEUU y Corea del Norte jugaron a favor de obra para el precio oro.

Fuente: FE Analytics
Fuente: FE Analytics

Así, HC Charteris Gold & Precious Metal, que fue el fondo que más rentabilidad ofreció en 2016, un 133,95%, ha registrado en los últimos meses pérdidas récord del 12,46%, en un entorno de mercado que ha sido especialmente positivo. Y es que está caída resulta más sangrante si se tiene en cuenta que la renta variable ha seguido subiendo como la espuma, tanto para los activos de crecimiento, como para las acciones llamadas value.

Pero no es el único fondo relacionado con el sector de las materias primas que ha sufrido este año. También en el top diez de los que peor comportamiento han mostrado se encuentran el MFM Junio Gold, que ha pasado de ganar un 103,99% a perder un 8,89%, el Smith & Williamson Global Gold Resources, de subir un 91,04% a caer un 11,55% o el BlackRock GF World Mining, que se ha desplomado un 20,40% cuando doce meses antes estaba creciendo al 83,07%.

Más allá del oro, comparten penas los gestores especializados en dos de los mercados emergentes que en los años de vino y rosas formaban la orgullosa cabecera del acrónimo BRIC, acuñado en el arranque de siglo por Goldman Sachs para referirse a Brasil, Rusia, India y China. El caso es que las dos primeras han pisado el freno tras un fuerte desarrollo en 2016 en buena parte por la cierta recuperación de los precios del crudo.

Gráfico: FE Analytics
Gráfico: FE Analytics

Esto se ha traducido en pérdidas del 5,18% para el Pictet Russian Equities, cuando solo un año antes ganó un 107,31%. igual que el HSBC Gif Russia Equity, que ha corregido un 4,45% frente al 96,15% y el NHY Mellon Brazil Equity.

Te puede interesar