Autos Eléctricos: BMW le comprará a Codelco cobre ambientalmente sostenible

La mayor productora de cobre del mundo, Codelco, firmó un millonario contrato con la compañía de autos de lujo BMW. La empresa alemana ahora, en la fabricación de sus vehículos, usará solo cobre que sea ambientalmente sostenible.
bmw-y-codelco

Según el presidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche, este cobre “verde” no supone que Chile perderá competitividad respecto de otras naciones con regulaciones menos estrictas, destaca el diario El Mercurio. “Son inversiones y prácticas que tenemos que hacer sí o sí en toda la minería chilena”, conjeturó el economista.

En noviembre pasado, Codelco suscribió un contrato similar con la japonesa Mitsui, que comercializa entre un 25% a un 30% del cobre de la minera estatal.

“Mitsui es el principal trader (vendedor mayorista), Nexans es nuestro cliente europeo más importante y fabrica cables de cobre, y BMW está en el último eslabón de la cadena, porque fabrica un producto como los automóviles, que va al consumidor final”, ilustró el directivo.

El pasado 11 de enero las mismas empresas suscribieron un acuerdo para cooperar en la cadena de suministro del cobre, un material que se utiliza para fabricar baterías de coches eléctricos.

La firma alemana estima que su demanda del metal rojo será de 62,000 toneladas en el 2025, cuando oferte sus modelos de autos eléctricos. Hoy es solo de 42,000 toneladas, compra en la que invirtió más de US$200 millones en el 2017.

El cobre desempeñará un papel “aún más importante en el futuro” para la compañía teutona. Por eso, indicó BMW, es “de vital importancia” asegurarse una cadena de suministro sostenible para los vehículos eléctricos.

“El cobre es y sigue siendo una materia prima muy importante en la industria automotriz”, aseveró  el director de estrategias de Compras y Red de Proveedores del Grupo BMW, Thomas Thym.

Si bien en Europa avanza más el mercado de los autos eléctricos, se cree que su despegue se concretará pronto también en China.

La Unión Europea, China y Estados Unidos, han impuesto a todos los fabricantes un límite de emisiones de CO2 (gas a efecto invernadero). A partir de 2021, la media de emisiones de CO2 de los modelos vendidos por un mismo fabricante no podrá superar los 95 g/km. Todas las grandes marcas de automóviles saben que si no se reinventan perderán su posición de poder en los mercados. Es una carrera contra el tiempo.

Te puede interesar