Cierran indefinidamente la refinería de Pucallpa

La operación de la refinería de Pucallpa, en manos de Petróleos de la Selva, siempre tuvo como mayor dificultad el suministro del crudo, insumo con el que se producen las gasolinas y el diésel destinado de la demanda de la población ucayalina.
pucallpa-refineria

Con el tiempo esa dificultad empeoró y ha llevado a que el directorio de Petróleos de la Selva decidiera cerrar indefinidamente la unidad.

“Venimos de 45 días de inventarios bajos. Teníamos algo de crudo proveniente de nuestros lotes (31 B, D y E), pero lo refinamos a inicios de diciembre (…) De allí hemos estado con la refinería parada, por lo que tomamos la decisión de cerrarla indefinidamente”, explicó Kurt Neumann, gerente general de la empresa a Día 1.

No obstante, Petróleos de la Selva mantendrá sus actividades comerciales con gasolinas y diésel de bajo azufre proveniente de la costa.

“Estamos en conversaciones muy avanzadas con una importante empresa para obtener el combustible”, detalló Neumann.

El suministro de Petróleos de la Selva provenía de los lotes que explotaba los cuales, al ser muy antiguos, sólo alcanzaban una producción de 130 barriles por día (bpd), cuando la refinería tiene capacidad para procesar 3,500 bpd.

La respuesta inmediata fue adquirir crudo de los campos de Aguaytía (31-C) y Cepsa (131) pero esa oferta ha sido acaparada por Petroperú, propietaria de la refinería de Pucallpa.

“¿Tiene sentido que una empresa que nos alquila la refinería para el desarrollo de Pucallpa – eso dice nuestro contrato– compre toda la materia prima de la región para llevarla a Lima y los excedentes a Talara, cuando puede ser procesada en Pucallpa”, preguntó Neumann.

Te puede interesar