10 Parques Nacionales que pocos conocen

Las áreas protegidas de Argentina van más allá de las cataratas y los glaciares; Son más de 45 e incluyen bosques petrificados, yunga, la riqueza mineral de la cordillera y hasta el pingüino de penacho amarillo.
Turismo parques naturales

1. PN El Impenetrable

Chaco | El último bastión del noroeste chaqueño

PN El Impenetrable, Chaco. Cecilia Lutufyan
PN El Impenetrable, Chaco. Cecilia Lutufyan. Foto: Lugares

Para apreciar el valor de este santuario de fauna salvaje -con ejemplares únicos en peligro de extinción- hay que estar dispuesto a convivir con el severo paisaje del Chaco Seco y, para ello, aceptar las limitaciones de los servicios. Este es un caso único en la historia de los parques argentinos: hubo que comprar las 148.903,70 hectáreas de la estancia La Fidelidad a sus herederos, operación que arrancó con el aporte de Parques Nacionales y siguió con donaciones provenientes de ONGs, empresas, fundaciones, particulares, etcétera. Gracias a ello, el último bastión del Gran Chaco pudo ser declarado parque nacional en abril de 2014. Desde entonces, hay esperanzas para la supervivencia del tapir, del yaguareté, del tatú carreta, del oso hormiguero y de los osos meleros, del pecarí labiado, del carayá. Y hoy es posible visitar esta área protegida que se define al sur del río Bermejo a lo largo de 93 km de costa.

Desde Resistencia, por la RN 16 hasta Sáenz Peña y por la RN 95 hasta Juan José Castelli. El camino sigue por la RP 9 que, a partir de Miraflores, es de ripio. Antes de llegar a Nueva Pompeya, tomar a la derecha en dirección este hacia Nueva Población y detenerse en el Paraje La Armonía, el ingreso al parque.

2. PN Mburucuyá

Corrientes | Un parque nacional nacido de dos estancias ganaderas

PN Mburucuyá, Corrientes. Cecilia Lutufyan. Foto: Lugares

Troels Myndel Pedersen, botánico danés y heredero de las estancias Santa Teresa y Santa María, se aplicó a clasificar cuanto yuyo, arbusto, árbol, epífita, líquen, planta, fruto o flor encontró en sus cotidianas excursiones por las tierras que su padre -llegado en 1928- compró con fines ganaderos. A partir de la década del 40, Troels y su mujer, Nina Sinding, asumieron la administración de las 17.600 hectáreas con criterio conservacionista. En 1991 las tierras fueron donadas al gobierno provincial y, en junio de 2001, antes de partir de este mundo, Troels vio cumplido su sueño: el Parque Nacional Mburucuyá, por fin, quedaba formalmente creado. Su nombre, en guaraní, es el de una flor endémica de las zonas subtropicales y tropicales de América.Para explorar este parque generoso en sabanas con espinillos, hay tres senderos (Che Roga, Yatay e Histórico) que conducen por palmares jóvenes y de gran altura, extensas galerías por montes de laurel hasta el amplio Estero Santa Lucía, y vinculan los cascos de ambas estancias. Jacanas, gaviotines, lobitos de río, ipacaás, garzas, carpinchos, yacarés negros, ñandúes, patos cutirí, ciervos de los pantanos. aparecen en estos paseos. Se accede desde el pueblito de Mburucuyá, a 147 km de Corrientes capital por ruta asfaltada. Por las RP 6 y 86 se llega al Centro de Informes, en el Casco Histórico Santa Teresa.Conviene conocerlo a partir del otoño y hasta principios de la primavera (el mejor momento), cuando florecen los lapachos. Hay área de acampe con agua potable, fogones y sanitarios.

PN Mburucuyá | Belgrano 997. Mburucuyá. | T: +54 3782 49-8907 | [email protected]

3. PN San Guillermo

San Juan | Reserva de Biósfera en el área más austral de la Puna

La Quebrada Santa Rosita en el PN San Guillermo
La Quebrada Santa Rosita en el PN San Guillermo. Foto: Lugares

Abarca todo el norte de la provincia, dividido en dos áreas: la Reserva Provincial (1972) y el Parque Nacional (1998). Entre ambos alcanzan al millón de hectáreas de la más pura y asombrosa riqueza mineral.Este Parque Nacional fue creado para conservar y preservar el hábitat natural de una de las mayores concentraciones de vicuñas y guanacos del país, aunque también se pueden ver zorros, choiques y flamencos rosados. Está ubicado en el norte de San Juan, muy cerca de La Rioja, y es un territorio de difícil acceso, climas extremos y paisajes impactantes, al que es ideal conocer a través de una expedición en 4x4, junto a un guía. La mejor época para planear el viaje es de septiembre a principios de abril porque en invierno los caminos se congelan y se vuelve demasiado dura la experiencia. Pero en el verano está todo por hacer, por eso lo mejor es pensar en quedarse pasar unos días para caminar, recorrer y parar en alguno de los dos refugios de alta montaña que hay a más de 3800 metros de altura: La Brea (a 60 km de laguna Brava) y Agua del Godo. Esta zona desértica del norte sanjuanino -de casi 1 millón de hectáreas- abre la puerta para experimentar y conocer salares, cerros de casi 5000 metros de altura, aguas termales y rarísimas formaciones graníticas. Pura aventura.

PN San Guillermo | www.reservasanguillermo.com | La Colonia s/n, Rodeo. T: + 54 2647 49-3214 | [email protected] | Es necesario solicitar autorización e ingresar con guía. Se desaconseja la visita a mujeres embarazadas, adultos mayores, o personas que sufran del corazón o pueda afectarles la altura. | Guía externo: Pablo Nielsen +54 9 264 4 169 511| Guía del sitio: Alberto Ramírez +54 9 264 4 803 834.

4. PN Isla Pingüino

Santa Cruz | Una isla para proteger al penacho amarillo

PN Isla Pingüino, isla y área marítima protegida en la provincia de Santa Cruz
PN Isla Pingüino, isla y área marítima protegida en la provincia de Santa Cruz. Foto: Lugares / Mariana Eliano

Área protegida en pleno mar abierto, a 18 km de Puerto Deseado. Toma el nombre del emblemático pingüino de penacho amarillo, que visita la isla de octubre a marzo.El lugar tiene algo de Los pájaros de Hitchcock, algo de National Geographic y un poco de Robinson Crusoe. A mucho de esa sensación colaboran los albatros que vuelan rasantes y el faro de 22 metros de altura que ha sido invadido por los pingüinos magallánicos que usan la casa de los fareros como nursery y refugio a voluntad.Del otro lado, donde la isla es más escarpada, se instalan de octubre a marzo los pingüinos de penacho amarillo o rockhopper -"salta rocas"- que se distinguen por su corta estatura (miden sólo 40 cm), por las plumas amarillas a los lados de la cabeza, los ojos rojos y el pico anaranjado intenso. Esta de Puerto Deseado es la colonia más accesible del país. Los demás apostaderos están en islas lejanas como Malvinas, Georgias e Isla de los Estados, y hay algunos ejemplares en Tierra del Fuego. Isla Pingüino es, desde 2010, Parque Interjurisdiccional Marino. Si bien la isla tiene apenas 50 hectáreas, el área protegida alcanza las 159.526. El mar es tan abierto que hasta ahora ha sido imposible la construcción de un muelle. El desembarco es "a pelo", y por ende, la visita no está recomendada para niños menores de 6 años y personas con dificultades de locomoción.

PN Isla Pingüino. Darwin Expediciones | C: +54 9 297 624-7554 / 413-2887 | La excursión es de 8 a 14, y está sujeta a condiciones de navegación.

5. PN Bosques Petrificados

Santa Cruz | El yacimiento de árboles petrificados más grande de la Argentina

Nació por decreto en 1954, con diez mil hectáreas y la misión de cuidar la concentración de flora fósil más asombrosa de la Argentina. En 2012, al sumarle 63.543 hectáreas, ganó status de Parque Nacional. Tiene árboles petrificados de 30 metros de largo y 2 metros de diámetro, que superaban el milenio cuando dejaron el reino vegetal y pasaron al mineral.

Troncos fósiles en el PN Bosques Petrificados, Santa Cruz. Mariana Eliano
Troncos fósiles en el PN Bosques Petrificados, Santa Cruz. Mariana Eliano. Foto: Lugares

Hace 150 millones de años, antes de la formación de la cordillera de los Andes, la zona albergó un extenso bosque. Entonces, los vientos del Pacífico generaban aquí copiosas lluvias que posibilitaron una frondosa vegetación: la contracara del paisaje actual.

A 135 km, Jaramillo es la localidad más cercana al Parque. En 1921, junto a las vías del tren, el 10º Regimiento de Caballería fusiló allí al gaucho José Font, más conocido como Facón Grande, héroe popularizado por La Patagonia Rebelde, la película de Héctor Olivera basada en la investigación de Osvaldo Bayer. Se recomienda llevar vianda, agua potable y combustible: en el Parque no hay servicios.

PN Bosque Petrificado de Jaramillo | RP 49, a 50 km de la RN 3 (altura Km 2.074) | T: +54 297 483 1201 | [email protected] | De octubre a marzo, el horario es de 9 a 19. De abril a septiembre, de 10 a 17.

6. PN Campo de los Alisos

Tucumán | Selva, el bosque de montaña y bioma altoandino

La Ciudacita, PN Campo de los Alisos, Tucumán. Eugenio Mazzinghi
La Ciudacita, PN Campo de los Alisos, Tucumán. Eugenio Mazzinghi. Foto: Lugares

La relevancia ecológica del Parque creado en 1995 corre pareja con la arqueológica. Sus turberas altoandinas y su selva escudan las nacientes de los ríos Jaya y Las Pavas, dos de los innumerables cursos que bajan del Aconquija y son fundamentales en el riego y el agua potable que consume Embalse de Río Hondo, entre otras localidades. A 4.400 metros se esconden las ruinas de La Ciudacita, uno de los pocos ejemplos de arquitectura monumental puramente incaica al sur del lago Titicaca. Esta vía traspone luego las cumbres para conectarse con un preservado tramo del Camino del Inca que alcanza Chile a través del paso San Francisco. Por la elevada altura del sitio arqueológico y la prohibición de acampar en sus proximidades, se aconseja iniciar temprano la trepada final, acompañado de guía idóneo.

PN Campo de los Alisos | [email protected] | Intendencia P.N. Campo de Los Alisos, calle Raúl Alfonsín 1400, CP 4146, Concepción, Tucumán (Horario: 7:30 a 14:30 hs.) | T.: +54 9 3865 405985 ó + 54 9 3865 405987

7. PN Baritú

Salta | El más septentrional de los cuatro parques de Selva de las Yungas

PN Baritú, Salta. Xavier Martín
PN Baritú, Salta. Xavier Martín. Foto: Lugares

Es uno de los PN menos visitados, puesto que puede accederse solamente en invierno y por territorio boliviano (saliendo por el paso fronterizo de Aguas Blancas y entrando nuevamente por La Mamora). La base de servicios es el pueblo salteño de Los Toldos, a 26 km. Sus marcas distintivas son la chonta o palma de monte, el tamaño descomunal de los cedros, la asombrosa maroma -epífita que asfixia al árbol que la hospeda-, los helechos arbóreos y los casi extintos tapir y yaguareté. También alberga dos comunidades campesinas con larga experiencia en el uso sustentable de la oferta natural, sobre los ríos Lipeo y Baritú. Hay aguas termales en el Cayotal y el Angosto del Lipeo. En 2006, se sumaron en las cercanías de Los Toldos las 3.240 hectáreas de la Reserva Nacional El Nogalar.

PN Baritú | [email protected] | Intendencia Parque Nacional Baritú: Casilla de Correo nº5 (4530), San Ramón de la Nueva Orán, Salta | C: Mesa General de Entradas de la Intendencia: +54 9 387 507-4433 | Jefatura de Guardaparques: T: +54 9 387 507-4432

8. PN Quebrada del Condorito

Córdoba | La majestuosidad de las Altas Cumbres

PN Quebrada del Condorito, Córdoba. Foto: Olivera, Gentileza APN.
PN Quebrada del Condorito, Córdoba. Foto: Olivera, Gentileza APN..

La ruta de las Altas Cumbres, que une Carlos Paz con Mina Clavero, facilita el recorrido por esta comarca extrañamente seductora, de paisajes neblinosos y páramos ventosos. El Parque creado en 1996 tiene 37.344 ha. Y cubre un tercio de la Pampa de Achala (una planicie de más de 2.000 metros de altitud) y las imponentes quebradas vecinas. Aquí nacen las cuencas que bañan dos terceras partes de Córdoba y proveen de agua y energía al 60% de la población provincial. Sólo se puede recorrer a pie, en bicicleta o a caballo, por lo que es el preferido de los amantes de las travesías serranas. El nombre le viene de la angosta quebrada de 800 metros de profundidad que tiene, en ciertos tramos, paredes verticales de impresionante belleza, donde reinan los cóndores, que tiene sus nidos y apostaderos en los puntos más inaccesibles.

PN Quebrada del Condorito | [email protected] | Intendencia Parque Nacional Quebrada del Condorito, Av. J.S. Bach N°504 (esquina Drago) B° Costa Azul, (5152) Villa Carlos Paz, Córdoba | T: +54 3541 484511/512

9. PN Pre Delta

Entre Ríos | Ecosistema de riachos, arroyos y bañados

Parque Nacional Pre Delta
Parque Nacional Pre Delta. Foto: Lugares / Florencia Cosin

Poca gente sabe que a menos de 440 km de Buenos Aires, al sur de Diamante, existe un Parque Nacional. Mucho menos, que es una de las pocas áreas protegidas que resguardan una muestra de la llanura de inundación del río Paraná, conocida como Pre Delta.

Creada en 1991, el área protegida abarca apenas dos islas: la del Ceibo y la de las Mangas. Sin embargo, una laberíntica urdimbre de riachos, arroyos y bañados donde conviven chajás, pájaros carpinteros, garzas, cigüeñas gallaretas e incluso una población de yacaré overo, especie que se suponía extinguida en la zona le concede apariencia de archipiélago. El mejor sitio para admirar el conjunto es La Azotea, un barranco selvático poblado de zorzales, palomas, celestinos y brasitas de fuego. Hay excursiones por las islas que salen del muelle de La Jaula los fines de semana y feriados, desde las 15 horas. Allí también hay camping y centro de visitantes con oficina de informes y guadaparques. Entre Diamante (a 4,5 km) y Paraná se suceden las pintorescas aldeas de los alemanes del Volga (Protestante, Valle María, Spatzenkutter, Salto y Brasilera).

Lo ideal es visitar este paisaje de agua, sauces criollos, timbós, curupís, alisos de río y ceibos, durante el otoño o la primavera. En verano, los mosquitos pueden ser una verdadera pesadilla. Una manera de disfrutarlo es acampando. Si el plan no es dormir a cielo abierto, a sólo 4,5 km está la ciudad de Diamante, y a poco más de 79 km la bella Victoria

Parque Nacional Pre Delta | [email protected] | 25 de Mayo 389, Diamante, Entre Ríos | T: + 54 343 498-3535 | Todos los días del año de 7 a 20. Acceso libre y gratuito.

10. PN Lihué Calel

La Pampa | Mucho más que caldén

A principios de 1943, Luis Gallardo -hijo de Ángel, el renombrado naturalista y canciller de Alvear- compró las tierras y plantó en medio una casona de grueso adobes. No pudo disfrutarla demasiado. En 1964, el gobierno de La Pampa expropió la estancia Santa María con miras a aprovecharla turísticamente, y acabó cediéndola, doce años después a la APN. En 2003 un incendio azotó el área y ese mismo año, el Congreso aumentó de 9.905 a 32.514 las hectáreas, agregando ambientes salinos aledaños al Monte de Llanuras y Mesetas que ya se protegían.

El paisaje del PN Lihuel Calel en La Pampa
El paisaje del PN Lihuel Calel en La Pampa. Foto: Lugares / Xavier Martin

Esta porción de tierra reúne casi el 50% de la flora de la provincia. Además, como la afluencia de público es mínima, la fauna silvestre anda a sus anchas, sin ser molestada, y es común ver a cualquiera de sus exponentes en las cercanías del área de camping. Los guanacos constituyen la población más cuantiosa y visible, y son censados dos veces al año. También hay ñandúes escondidos entre las jarillas y, con suerte, se puede pescar in fraganti a algún zorro gris o gato montés, marmosas (una comadreja enana), tucu- tucus, piches y reptiles; tales como la lagartija verde y el lagarto overo. También se destaca por las pinturas rupestres que dejaron en sus aleros los tehuelches. La colección más cautivante es la del Arroyo de las Pinturas.

Para evitar la época de calor extremo, se recomienda la visita de marzo a noviembre. La entrada es gratuita. También lo es el acceso al camping, que dispone de baños y parrillas. Éste es el único servicio que ofrece el Parque.

PN Lihuel Calel | [email protected] | Intendencia del Parque Nacional Lihué Calel, General Campos Nº 489 (8200), General Acha, La Pampa | Intendencia del Parque T: +54 2952-412800 de lunes a viernes de 06:00 hs a 14:00 | Oficina información al visitante T: +54 2952-436595, todos los días de 08:00 hs a 18:00.

Te puede interesar