Catamarca: El chantaje de los planes sociales hizo naufragar la sesión

Por falta de quórum, no se pudo concretar la última sesión de la Cámara de Diputados. Si bien hubo ausencias en todos los bloques, la mayoría de los faltaron fueron los legisladores FV y de la Renovación Plural Peronista.
sesion-630x420

Luego de que el presidente del cuerpo, Marcelo Rivera levante el plenario, desde el oficialismo advirtieron que el naufragio de la sesión fue culpa de todos los diputados. Sin embargo, desde la oposición dejaron entrever que el FV no quiso bajar al recinto para evitar la concreción de dos jugadas del FCS-Cambiemos para atacar con munición gruesa al gobierno provincial. Una era la posibilidad de llevar al ex vicepresidente de CAMYEN, Fernando Musella, para que explique su denuncia contra el director por Catamarca en YMAD, Ángel Mercado, por amenazas. La otra era la lectura de una nota firmada el titular de la Gerencia de Empleo, Mariano Manzi, contando detalles de la denuncia que realizó contra el máximo referente de la Martín Fierro en Catamarca, Ricardo Rodríguez por irregularidades en la entrega de planes sociales.

Ante este escenario, el bloque de FCS-Cambiemos aprovechó para cargarle al oficialismo, el mal año legislativo que culmina y que estuvo plagado de sesiones que no se hicieron o que no se pudo terminar. “Ven fantasmas donde no los hay y no bajan a sesionar”, lanzó la presidenta del bloque opositor Marita Colombo al ser consultada por la prensa.

Que la sesión no se concrete era una posibilidad que se barajaba desde la semana pasada. En la anterior sesión, Colombo había adelantado que el FCS-Cambiemos podría convocar a Musella al recinto para que relate los pormenores de la presentación contra el ex ministro de Producción. Pero en el transcurso de la mañana de ayer, se sumó otro motivo para que el oficialismo decida no bajar a sesionar. A media mañana ingresó una nota firmada por Manzi donde relataba cada uno de los motivos que lo llevó a denunciar al titular de la Corriente Martín Fierro.

Con este panorama adverso, el oficialismo optó por dejar en la oposición, la responsabilidad de reunir el quórum para sesionar.

A pesar de que la sesión debe comenzar a las 10, hasta pasadas las 13 hubo reuniones en los despachos de los diputados analizando los pasos a seguir. Recién a las 13.30, el presidente del cuerpo, Marcelo Rivera bajó al recinto para iniciar la sesión. En un primer conteo hubo 18 diputados. El bloque del FCS-Cambiemos pidió esperar un poco más y cinco minutos después solo se sumó un diputado más.

Cuando a Rivera no le quedó otra que levantar la sesión, ingresaron al recinto cerca de una decena de diputados que si minutos antes hubieran estadio sentados en sus bancas la sesión se concretaba. Llamó la atención que entre los legisladores que ingresaron fuera de hora, además de diputados del FV y uno del FCS, la mayoría era de la RRP.

“Dejen de ver fantasmas”

Culminada la sesión, Colombo resaltó que “el quórum es responsabilidad de todos los bloques”. En ese marco, señaló que “hubo un mensaje (del FV) de que nosotros debíamos juntar los números y recién entonces ellos vendrían”.

“No sé cuál era el temor del oficialismo para bajar al recinto. Sería bueno que dejen de ver fantasmas y que se comprometan a tener un diálogo franco en relación con los problemas que tiene la sociedad”, agregó.

Más adelante, Colombo advirtió que esta no es la primera vez que el oficialismo utiliza el recurso de pasar la responsabilidad de reunir el quórum para hacer caer la sesión. “Esto lo vimos con el caso del ministro (Raúl Chico). Se paralizó la Cámara por tres semanas consecutivas por un ministro que se negó a venir a dar las explicaciones que le pedimos”.

“Rodríguez es funcionario”

La nota presentada por Manzi en Diputados señala que la Gerencia de Empleo tiene “evidencias suficientes”, para asegurar que Rodríguez “en forma coercitiva, obligaba a los distintos beneficiarios en planes de capacitación, aportar parte de su ingreso a la organización que dirige”.

“Lo central del tema es que gente en situación de vulnerabilidad económica y laboral, para no perder y ser excluido de estos planes, debían aportar no menos de $200 por cada uno, todos los meses”, a lo que añade: “Es de destacar, que esta organización manejó hasta el año 2016 no menos de 2.000 planes”.

Finalmente, Manzi indicó que en esta situación “existe un agravante extra: Rodríguez es funcionario del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia”.

Te puede interesar