Martinez: “A nadie se le ocurriria perturbar los glaciares ni explotar una mina debajo”

Luego de la intención expresada desde la órbita del Gobierno nacional de modificar la ley de glaciares, el propio gobernador Sergio Uñac se expresó a favor de la iniciativa.
00_ricardomartinez_17680

 En el mismo sentido se expresó el presidente de la Cámara de Servicios Mineros (CASEMI), Ricardo Martínez.
“Recordemos que la ley no se reglamentó en principio y luego se hizo una reglamentación burda y global, que contiene un error clarísimo y conceptual en el artículo 2 donde mezcla la real protección de los glaciares, como los definiría cualquier persona, con el ambiente periglacial”, argumentó.
El geólogo indicó que “el glaciar es un cuerpo de hielo que puede ser observado y que nadie puede tocar ni inmiscuir su actividad económica dentro de ese ambiente” y añadió que “la gran dicotomía de esta norma, planteada desde lo político y no desde lo técnico, fue la incongruente definición de lo que se llama ambiente periglacial, es decir lo que rodea a esto que todos queremos preservar que son los glaciares y su fuente de agua”.
De acuerdo a los dichos del empresario, esta norma junto a otras circunstancias perjudicó la llegada de inversiones mineras y puede también salpicar la construcción del Túnel de Agua Negra.
“Se legisló sobre la base de un absurdo y de una fuente de desconocimiento total que ni siquiera los técnicos pueden definir. Hay que poner las reglas claras para que la ley sea fácticamente cumplible. En la definición actual de la norma bajo el ambiente periglacial entra prácticamente toda la Argentina porque definió suelos que se pueden llegar a congelar y pueden llegar a contener agua”, se explayó Martínez.
Además, ejemplificó: “En San Juan nos hemos tomado el trabajo de revisar los informes públicos del Gobierno y suman 217 kilómetros cuadrados los glaciares descubiertos. Si se pone un volumen de 300 metros a esa superficie, llegamos a un volumen contenido de agua de casi 64.000 hectómetros cúbicos, el equivalente a 30 años del río San Juan. Yo quiero mantener esa reserva, pero hay que definir qué más queremos proteger sin ambigüedades”.
Por último, el titular de CASEMI no dudó en decir que “lamentablemente la legislación pasó por el Congreso y todo se dirimió en un ambiente político bastante convulso para la provincia de San Juan porque había un gobernador que quería ser vicepresidente”. “Como técnico digo que estoy harto que los que no saben quieran dirimir los términos. A mí no se me ocurriría nunca opinar sobre política, sí sobre lo que estudié. A nadie se le ocurriría perturbar los glaciares ni ir a explotar una mina debajo o al costado de un glaciar. Lo importante es que primen los inventarios para identificar los glaciares descubiertos que son realmente las formas y terrenos periglaciales, entonces después avancemos con una ley que proteja todo eso para que sepamos qué inversión se puede hacer y cuál no”, finalizó Martínez.

Te puede interesar