Peru.Glencore es el nuevo accionista mayoritario de Volcan

Glencore adquirió el 37% de las acciones tipo A de Volcan y es el nuevo accionista mayoritario de minera peruana, luego de que finalizara la oferta pública de adquisición (OPA) lanzada a inicios de octubre.
glencore-nuevo-accionista-mayoritario-volcan
Antes de la operación, la trader suiza tenía el 18% de las acciones tipo A —aquellas con poder de decisión—; ahora, alcanzará el 55% del accionariado, luego de pagar US$733 millones (US$1.215 por acción).
A inicios de octubre, Glencore llegó a un acuerdo con Madeleine Osterling Letts, María Josefina Letts Colmenares de Osterling y Doris Letts Colmenares viuda de Bayly, quienes ostentaban el 27% de las acciones de la minera. A ellos, la trader les ofreció US$531 millones por sus acciones comunes. La OPA, lanzada a fines de octubre, fue hasta por el 48.19% de las acciones comunes clase A (787.1 millones de papeles), por lo que era posible que Glencore obtuviera hasta el 66.30% del total de acciones. Durante la OPA, se sumaron accionistas minoritarios que representaron el 10% adicional de acciones, desde el 27% asegurado; a éstos se les pagó US$202 millones, y la multinacional consiguió el 55% del accionariado.
En un comunicado publicado a fines de octubre, Volcan informó que Glencore le propuso a los actuales directores de la minera su renuncia irrevocable, de ser exitosa la OPA, informando que Madeleine Osterling Letts, Felipe Osterling Letts y José Bayly Letts ya habían aceptado la propuesta, tal como adelantó SEMANAeconómica a comienzos de dicho mes. Al momento, no se tiene información de que alguno de los seis directores restantes hubiera aceptado la propuesta.
Hambre por el zinc
El interés de Glencore por Volcan data desde el 2003, cuando trató por primera vez de adquirir la mayoría de las acciones de la minera peruana. En ese tiempo, la trader ofreció US$34 millones por ser el socio mayoritario, aunque la venta no se llegó a concretar.
A pesar de que la suiza logró con el tiempo adquirir el 18% de las acciones de Volcan tras comprar la participación de Irene Letts Colmenares, un candado puesto por el exaccionista mayoritario Roberto “Bobby” Letts Colmenares no le permitió concretar su objetivo de alcanzar el control total de la zinquera peruana: Letts decidió que la minera solo se vendería si es que esto se decidía por unanimidad en el directorio, para lo que nombró a un director independiente al fallecer en el 2010.
No obstante, luego de un periodo en el que Volcan mejoró considerablemente su situación financiera de la mano de una gerencia renovada encabezada por Ignacio Rosado, Glencore decidió volver a la carga por la zinquera. Las razones que justificaron la oferta fueron principalmente dos: la buena perspectiva para el precio del zinc, metal que compone más del 50% de las ventas de la minera, y la posición estratégica de las minas de Volcan, cercanas a las operaciones de Glencore.
En cuanto al zinc, el metal llegó a US$3,300/TM a inicios de octubre y superó su cotización más alta en diez años. “Hay pocos proyectos de zinc en el mundo, lo que hace más atractiva la compra”, afirmó una fuente que prefirió no ser citado por su cercanía a la operación. De acuerdo con Wood Mackenzie, este precio continuaría creciendo el próximo año y llegaría a US$3,875/TM, sostenido por los recortes en la producción china —el principal fundamento de última alza—, y prevé que se requerirán 6.2 millones de toneladas para saciar la demanda del metal en el 2027. Glencore es el principal productor del mineral en el mundo, mientras que Volcan es el principal productor de Latinoamérica.
Glencore ve en esta compra la oportunidad de expandir las operaciones de Volcan. Esto se daría por ampliaciones de las actuales operaciones de la minera peruana, desarrollo de los proyectos de su portafolio y M&A dentro de la sierra central. Glencore actualmente opera las minas Yauliyacu e Iscaycruz y tiene participación en la minera Trevali, que opera la mina Santander. Todas ellas son cercanas a las operaciones de Volcan. Además, Glencore tiene acciones en la minera Antamina. Tras esta compra, la trader consolida su posición como una de las mineras internacionales más influyentes en el país.

Te puede interesar