Cerámica San José: acordaron la indemnización de 19 empleados y prometen que no habrá más despidos

Se les pagará el 60% del resarcimiento económico pero aseguran que habían sido echados con causa.
ceramica-san-juan.jpg_973718260

Luego de varios meses de transitar una profunda crisis, la patronal presentó una propuesta ante los gremios y las autoridades de la Subsecretaria de Trabajo. 

Tras pasar momentos inquietantes, en medio de una crisis que tuvo situaciones de tensión, la Cerámica San José asegura que está saliendo de la crisis que los acongojaba. Luego de varias audiencias en la subsecretaría de Trabajo, acordaron la indemnización de 19 empleados (por el 60% del total) más la promesa no despedir más obreros.

Esta situación se produjo luego de varios meses de incertidumbre tras la presentación oficial del estado de crisis de la firma por la caída en las ventas y el sobrestock de mercadería. El conflicto se destrabó finalmente este último jueves con el acuerdo de indemnización de los obreros cesanteados. "Han quedado 70 trabajadores en funciones y la empresa se ha comprometido a no echar más gente", aseguró el subsecretario de Trabajo, Roberto Correa Esbry.

El problema de la Cerámica San José fue catalogado como "uno de los peores de los últimos tiempos", por las autoridades de la subsecretaria de trabajo. El gobierno debió intervenir en varias oportunidades para bajar decibeles y apelar al sostenimiento de las fuentes laborales.

Cuando se inició el caos, la firma pretendía que el gobierno le comprara la producción para construir las casas del IPV. Es que la caída de las ventas había ocasionado un desfasaje financiero que puso en riesgo la fuente laboral de unos 90 empleados. La empresa había presentado en primera instancia un proyecto de liquidación, la reducción de las horas laborales y hasta barajó la posibilidad de solicitar el retiro voluntario.

También, las autoridades de la firma advirtieron que pagarían el 50% del sueldo a los empleados para que trabajen mediodía. Esta era la solución imaginada para no tener que hacer arder las llamas del conflicto. En medio de este revuelo, los obreros se levantaron en protesta y –en una oportunidad- tomaron la planta por lo que fueron efectivizados los 19 despidos "con causa", según indicaron fuentes oficiales.

La llegada de barrabravas y gremialistas que complicó las cosas

El 21 de septiembre pasado se vivieron momentos de extrema tensión en la puerta de la Cerámica San José por la llegada de un grupo de gremialistas y barrabravas (de Buenos Aires y San Luis). Con violencia, estas personas arremetieron contra los trabajadores de la empresa, con la firme intención de no permitir su ingreso.

Se trató de integrantes de la Federación de Obreras Ceramistas de la República Argentina (FOCRA) que nuclea a los demás sindicatos del resto del país. Este grupo de manifestantes intentó lograr la formación de una cooperativa para, posteriormente, quedarse con la empresa tal como ocurrió en 2016 con una firma de San Luis. Esta situación pudo ser controlada, luego del repudio del gobierno uñaquista por esta modalidad de reclamo, y no pasó a mayores. 

Te puede interesar