En relacion al HMS, AOMA “aportara su vision y controlara” lo que realicen los empresarios

El Secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina, Héctor Laplace sentenció que la minería argentina debe “explicarle a la gente, para que entienda de que se trata - esta industria - cuales son los riesgos que tienen y cuáles no”.
HMS-AOMA

Desde AOMA “exigimos desde hace veinte años”. Estas palabras y otras definiciones las pronunció después de haber escuchado a las autoridades de la CAEM, que, junto a los especialistas, ofrecieron un amplio informe sobre el proyecto HMS, Hacia una Minería Sustentable, que impulsa la Cámara Argentina de Empresarios Mineros. El dirigente expresó que si se logra establecer un diálogo entre esta industria y la sociedad, ésta será la que “nos va a defender”.
En las instalaciones de Hotel AOMA – OSAM de la Ciudad de Buenos Aires, el presidente de la CAEM, Marcelo Álvarez, acompañado por la coordinadora del programa HMS, Graciela Keskikian, brindaron un pormenorizado informe de esta iniciativa que tiende a establecer siete protocolos de entendimiento y cumplimiento estricto por parte de las empresas mineras de cara a la sociedad argentina. Los representantes del empresariado habían solicitado al gremio poder informar de este proyecto y recoger la opinión de los dirigentes. A tal fin, arribaron a Buenos Aires, dirigentes de las diferentes seccionales que la entidad gremial posee en diferentes provincias.
Tras la exposición de los profesionales, Laplace reseñó ante los presentes que muchos ejecutivos de las empresas mineras entendían que hacer Responsabilidad Social Empresaria “era pintar una escuela o dar ayuda escolar”, actitud que deberán abandonar. Sentenció que los ejecutivos “deberán entender que si no se habla claro, con trasparencia, si no se invierte en promoción social y si la gente aledaña a los proyectos no observa una mejor calidad de vida, no habrá proyecto que obtenga una relación cordial con las comunidad”. Brego para que ello sea efectivamente “un cambio de paradigma y de objetivos”, de los empresarios, ya que lo realizado “en los últimos 20 años ha fracasado”.
Les reconoció a empresarios y especialistas que llevar adelante el HMS “es una apuesta fuerte” pero aclaró y advirtió que ese cambio no se dará “si seguimos teniendo empresarios en la República Argentina que cuando se solicita licencia para algún dirigente, con el fin de dar una charla a una escuela, dicen que no”. Por eso reiteró su postura “debiéramos entender que debe existir un cambio de mentalidad de todos los que conformamos parte de la actividad”.
Cabe destacar que, como parte del equipo técnico de la CAEM, estuvieron en esta reunión la Ing. Química Graciela Cohen y la Lic. en Ciencias Políticas, Adriana Siritos, quienes registraron todos los comentarios aportados por los dirigentes de AOMA presentes en la ocasión. 
Tranquilidad, claridad y transparencia:
También explicó el dirigente minero que el tema de la licencia social no es un tema menor, ya que en la actualidad no se puede llevar a la gente de las narices “tenemos que transformar aquello que se hacía en 1930 o en 1990, tenemos que ser capaces de obrar con absoluta tranquilidad, claridad y transparencia, a los efectos de poder explicarle a la gente de que se trata” el desarrollo minero. Asegurando que en este tema “AOMA lo puede decir con total serenidad y mostrar innumerables ejemplos” de distintas acciones llevadas adelante por el gremio mediante seminarios, eventos y conferencias efectuadas en distintas provincias y universidades.
Advirtió Laplace que “Los cambios que se avecinan tienen que ser fuertes, desde todos los que formamos parte de la actividad. Aquí los empresarios van a tener que cambiar, los dirigentes políticos van a tener que cambiar, y seguramente los dirigentes sindicales tendremos que cambiar”. No obstante, aclaró, que desde AOMA siempre “pugnamos porque se realice una minería sustentable”.
Sentenció que como integrantes de AOMA “nos tenemos que sentir orgullosos” ya que esto que impulsa la CAEM “lo venimos pregonando hace mucho tiempo, entonces ahora, como tambiéndecían los viejos de antes “hay que poner la jeta”, debemos poner toda la sapiencia y capacidad para ayudar a nuestra gente”.
Opinó que los dirigentes de AOMA serán “como apóstoles de nuestra verdad” para defender a la industria, pero que al mismo tiempo “tenemos que exigir - a las empresas - que a nosotros también nos cumplan, porque no vamos a ser los idiotas que una vez más vamos a quedar pregonando en el desierto, porque también nos pasó, que más de una vez salimos a defender la industria y cuando miramos para atrás no había nadie respaldando”.
Por último Laplace resaltó, y puso en valor, la predisposición de AOMA de trabajar para fortalecer la industria, aclarando que “Tenemos la visión y la óptica desde el punto de vista del trabajo, y desde esa óptica, nosotros podemos ayudar. Siempre lo hemos pregonado, ahora ha llegado el momento de meterse al barro y tratar que las cosas salgan bien”. Reiteró que este proyecto que impulsa CAEM es un desafío en el cual no se puede fallar. Advirtiendo que son los ejecutivos y las empresas “quienes deberán dar muestras de que desean cambiar sus posturas ante la sociedad. Basando esa nueva relación en certezas, honestidad, trasparencia y responsabilidad”, las que estuvieron ausentes hasta ahora. 
Finalmente reflexionó que, habla bien de los hombres, “cuando se tienen compromisos y no se requiere ni un papel, sino grandeza y sencillamente dar honor a la palabra que uno empeñó”. Dirigiéndose a los dirigentes mineros presentes afirmó “ustedes van a ser veedores de esto y si alguien no cumple tendrá que pagar lo que tenga que pagar” ante la sociedad, concluyó. 

Te puede interesar