González Fraga: “No sólo que hay brotes verdes sino que son muy sustentables”

El presidente del Banco Nación, Javier González Fraga se mostró conforme con las políticas nacional en materia económica y enfatizó que “los brotes verdes están recontra a la vista”. Realizó varias actividades y reuniones con representantes de sectores productivos.
gonzalezfraga-300x168

Acompañado por los candidatos de Cambiemos, Lourdes Zaccardi y José Ferro, fue entrevistado en el programa “Buenos Días”, de Radio Chivilcoy, donde se refirió al crecimiento de algunos sectores.

Entre ellos, la construcción “que crece un 20 por ciento igual que las inversiones. No sólo que son brotes verdes sino que son muy sustentables”. Manifestó que “la construcción es uno de los pilares, a través de los créditos el Banco Nación y con una política a largo plazo, que son reglas para que se pueda construir y financiar viviendas a 30 años”.

Seguidamente, dijo que las actividades agropecuarias, “que está generando cosechas records más allá que la situación climática no es la deseada” y del mismo modo observó “buenas perspectivas en la ganadería y la lechería”.

– ¿Por qué no vienen inversiones a la Argentina?

– Están viniendo y las elecciones del 22 de octubre es crucial, porque lo que es obvio para los argentinos no lo es para los extranjeros. Macri termina su mandato pero tiene chances de reelección. Esta es la señal política y la plata va detrás de la política. Los más audaces ya invirtieron como en Vaca Muerta, minería, las acciones del MERVAL vuelan. Muchos de los que se retiraron están considerando volver como en el sector automotriz, que está optando por la especialización. El presidente Macri está juntando sector por sector, empresarios y sindicalistas, porque a éstos últimos les interesan las inversiones y que se produzca más, entonces a lo mejor tendrán que abandonar ciertas prácticas del pasado.

– ¿Habrá reforma laboral?

– Este gobierno está en minoría en el congreso, por definición, todo lo que se apruebe va a ser consensuado y no hay tal flexibilización laboral, sino un realismo. La Argentina tiene el doble de ausentismo que tiene Brasil, entonces cómo podemos ser competitivos.

El gran acierto de Macri fue haber evitado una crisis con una megadevaluación, porque en octubre de 2015 el dólar paralelo estaba en 15 pesos y hoy está en 17 y algo, no se devaluó demasiado y nos sacaron a la enorme crisis a la que íbamos. Corregimos ese rumbo, pero sin que el costo lo paguen los que menos tienen. Hubo una caída del salario real en los primeros meses pero ya se recuperó y se está recuperando el consumo.

– Al gremio textil le preocupan las importaciones, no la inflación…

– Hay dos o tres productores asiáticos que invaden los mercados. A algunos les va bien y a otros les va mal, porque tienen que ser muy creativos en la calidad. Se pueden hacer textiles en la Argentina, pero tienen que competir contra ellos. En conjunto es uno de los sectores más demorados en la reactivación.

Antes se importaban también muchos textiles, pero como había dos tipos de cambio lo importaban al oficial y lo vendían al paralelo, tenían rentabilidad pero ahora eso despareció. Actualmente estamos descubriendo containers de contrabando textil, todo lo de La Salada venía de China.

– Hay economías regionales que no pueden ser competitivas como los frutihortícolas, los yerbateros, los lecheros…

– No es tan así. Los yerbateros de Posadas están teniendo una buena cosecha. En la lechería el problema era hace un año largo, hoy el precio internacional está en los 3.000 dólares la tonelada, lo que permite mejorar, a pesar que hemos tenido precios mejores. El problema de la fruta es que se cayó Brasil que era el gran comprador, entonces hay que reconvertir variedades, hacer lo que hizo Chile. No todas las respuestas son inmediatas. No esperemos que en seis meses solucionar los problemas que se generaron en quince años.

– ¿Es verdad que se dan créditos cada dos minutos en el Banco Nación?

– Es verdad, con arriba de 3.000 créditos por mes. Pero el año pasado se dieron 4.000 en todo el año, es un cambio. Los que más acceden son los matrimonios jóvenes de recursos medios, ambos trabajan y comprometen el 30 por ciento de su sueldo. Hay una cláusula que si la inflación le gana al salario por más de diez puntos se congela la cuota. También estamos alentando la construcción de viviendas económicas, con muchos créditos en carpeta.

Te puede interesar