Julio De Vido busca demorar una decisión clave por un pedido de detención en su contra

La defensa del ex ministro solicitó postergar la audiencia de la Cámara Federal prevista para este martes. Es para evaluar el reclamo de un fiscal en la causa por Río Turbio
devido bolsillo-300x169

El ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido pidió que se suspenda la audiencia pautada para este martes en la Cámara Federal Porteña, donde los jueces analizarán el segundo pedido de detención sobre Julio De Vido en el marco de la causa por los manejos irregulares de fondos públicos que debían dirigirse a la mina de Río Turbio (Santa Cruz). A través de un comunicado, la defensa informó que recusarán ante la Casación al presidente de la Cámara, Martín Irurzun, al considerar que no hay “garantía constitucional” y que se enfrenta a “jueces parciales”.

A poco más de un mes de tener que declarar ante el juez Luis Rodríguez en la causa en la que se lo acusa de malversación de fondos por 26.000 millones de pesos -la plata que desde 2005 a 2015 se destinó a Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) para la modernización y puesta en valor del complejo minero-, De Vido pidió que se suspenda la audiencia para frenar el avance de la investigación.

Durante la audiencia, su defensa debería plantear sus argumentos ante el nuevo pedido que realizó el fiscal de la causa, Carlos Stornelli, para que el ex ministro sea detenido ante “las relaciones de poder de los imputados, que son un riesgo concreto que atenta contra el avance de la investigación”. El fiscal también advirtió sobre “las posibilidades del armado de entramados de complicidades que fomente el ocultamiento de evidencias”.

La solicitud fue respaldada con dos escritos por el fiscal ante la Cámara, Germán Moldes quien dijo que debía analizarse “la eventual restricción efectiva de la libertad del único imputado actualmente en ejercicio del poder político (por su condición de diputado nacional)”.

En esta oportunidad, la defensa de De Vido, a cargo de Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, recusó a Irurzun, integrante de la Sala II y presidente de la Cámara.

“El señor Julio de Vido se enfrenta a un sistema de justicia penal que, salvo en contadas excepciones, ha decidido someterlo a un régimen en el que imperará la vigencia de casi ninguna garantía constitucional”, sostuvo su abogado a través de un comunicado de prensa.

Ayer la Cámara de Apelaciones rechazó el pedido de recusación presentado contra Irurzun. Los abogados del diputado del FPV fundaron su solicitud en “las constantes intervenciones que dicho magistrado realiza en casi la totalidad de las investigaciones que involucran a nuestro asistido y donde la regla es el rechazo arbitrario de cualquier tipo de petición fundada”.

En consecuencia, los abogados del ex ministro apelaron la decisión y pidieron que se suspenda la audiencia pautada para hoy. “De ningún modo consentimos la integración de la Sala por un Juez, como Irurzun, sobre el que recae de modo ostensible la sospecha de parcialidad”, argumentaron e interpusieron un recurso de Casación.

En el marco de esta causa, y tras un pedido de la Sala Il para que revise su negativa de llamar a declarar a quienes están imputados en el expediente, el juez Rodríguez citó a indagatoria a De Vido y a otras 36 personas a las que les prohibió la salida del país y dispuso la intervención de la Fundación Regional Santa Cruz (FRSC), involucrada en el presunto desvío de fondos, que depende de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). El perjuicio al Estado se calculó el 265 millones de pesos.

Julio De Vido deberá declarar el 28 de noviembre, para cerrar la ronda de indagatorias que comenzaron el 3 de octubre. Mientras, está en el banquillo en un juicio oral para determinar su responsabilidad en la Tragedia de Once.

Te puede interesar