La crisis en Minas Capillitas trasmite malestar y es una irresponsabilidad pedir su cierre.

Minería 28/03/2017
Desde AOMA hicieron referencia en torno a la crisis desatada en Minas Capillitas entre el Estado provincial y Fabricaciones Militares, a tal efecto Héctor Laplace sentenció que “desde hace más de seis meses vemos como las autoridades se cruzan acusaciones pero nadie dice, a ciencia cierta, qué pasará con los más de sesenta trabajadores que se desempeñan en el yacimiento de rodocrosita” que se encuentra ubicado en la provincia de Catamarca. Caratulando de "irresponsable" a la diputada que pidió el cierre de la fuente de trabajo que afectaría a más de sesenta familias en forma directa e indirectas.

El Secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina, AOMA, se refirió a las denuncias cruzadas entre legisladores provinciales, autoridades del gobierno de Catamarca y miembros del gobierno nacional que se desempeñan en Fabricaciones Militares, en torno al manejo de Minas Capillitas, por parte de la empresa Catamarca Minera y Energética Sociedad del Estado (CAMYEM), perteneciente a la provincia de Catamarca.

Al solicitársele su opinión ante los reclamos de las partes en disputa, Laplace aseguró que “a los trabajadores nos preocupa la certeza de poseer un trabajo seguro y sustentable” y entiende que ante esta realidad, que se presenta en torno al manejo del recurso, “trasmiten inseguridad y malestar a los que se desempeñan en este yacimiento y a la misma sociedad”. Agregando que “no queremos, bajo ningún aspecto, que la cuestión política afecte las relaciones y estabilidad laboral” del trabajador minero.

Ante las versiones periodísticas que señalan que una diputada provincial solicitó el cierre de la mina, el dirigente fue tajante "es una irresponsabilidad hablar en esos términos" a lo que le sugirió "que se presente en Andalgalá y le explique a los trabajadores de sus intenciones, y de paso que se entere qué piensan "nuestros compañeros que se desempeñan en el yacimiento".

Laplace dijo que existen “resquemores y angustia en los trabajadores mineros que son parte de la extracción del mineral pero que nada tienen que ver en cómo y quiénes administran el mineral” y observan con preocupación cómo la clase política “toma esto como la disputa de un botín y no reparan en las familias que sienten nubes y sombras en el futuro inmediato” como consecuencia directa de apetencias, las que son, “ajenas a la producción y el funcionamiento de la mina”, sentenció el dirigente.

Además, recordó que, quienes hoy se muestran como verdaderos adalides de una Empresa Provincial, son los mismos que en el pasado dejaron sospechosas actuaciones en el Yacimiento y su comercialización.

Por último solicitó a las autoridades de la provincia y del gobierno nacional que “las diferencias políticas y sus sospechas las diriman en la justicia o en las urnas” y que éstas “no perjudiquen la fuente de trabajo de quienes sólo saben de cumplir horas en el socavón y esforzarse cada día para llevar a su hogar el sustento para su familia”, concluyó.

Te puede interesar